Este día fue sentenciado a cárcel el abogado Teodoro Bonilla por el delito de tráfico de influencias, mientras fungió como vicepresidente del todopoderoso y ya extinto Consejo de la Judicatura, que tenía el poder de quitar y poner los jueces en el poder judicial de Honduras.

A Bonilla se le impuso además una multa de 200 mil lempiras; esta pena para tan grave falta con la sociedad hondureña, según analistas, favorece al ahora exfuncionario, porque le permitirá evadir la verdadera justicia, y estiman que esa impunidad es la principal causa de la violencia y de la desigualdad en el país.   

Redacción Central / EL LIBERTADOR

Tegucigalpa. El Tribunal de Sentencia de esta ciudad dictó este lunes una pena de seis años años de prisión y una multa de 200.000 lempiras para el que fuera el más alto funcionario del todopoderoso Consejo de la Judicatura, Teodoro Bonilla.

La determinación se adoptó aun cuando el Ministerio Público solicitó a los jueces imponer una pena máxima de nueve años de reclusión y una multa de 300 mil lempiras contra el abogado Bonilla.

El fallo condenatorio, dictado el 30 de junio por el Tribunal contra el exvicepresidente de la Judicatura, fue el resultado de la valoración de los medios probatorios, donde entre otras pruebas se presentaron escuchas que revelan amoríos y tráfico de influencias de Bonilla para favorecer a sus familiares imputados en el “caso Shalom”.

Según esas pruebas, en el proceso penal que el Ministerio Público entabló por el delito de tráfico de influencias, en la resolución dictada a favor de los familiares de Teodoro Bonilla: Dennys Donadyn Bonilla García, que fueron acusados por Almacenamiento ilegal de armas y municiones comerciales y almacenamiento de armas prohibidas, y Carlos Roberto Bonilla, acusado de lavado de activos y almacenamiento de arma prohibida y municiones en el caso conocido como “Shalom”.

Este caso relaciona a la exjueza Liz María Núñez Cardona, quien resolvió sobreseer provisionalmente a Carlos Roberto Bonilla por el delito de lavado de activos, le decretó auto de apertura a juicio oral únicamente por el delito de posesión ilegal de armas de uso prohibido. El Ministerio Público también relaciona en el tráfico de influencias a la exmagistrada de la Corte de Apelaciones, Delmy Elizabeth López.

Comentarios  

0 #1 Emilio González 12-09-2017 17:14
Justicia "light" para delitos "light", por eso vivimos tal como vivimos y por eso así nos va...es insólito pero tenemos el caso de un ex-presidente (pepe robo ) quien se "enteró" que se estaba saqueando el ihss y otro individuo ( juan robando ) quien desvergonzadamente admite que "algo" de ese dinero "pudo" haber llegado a su campaña...el mundo al revés: en un verdadero país con justicia de verdad, los dos ya estarían no sólo imputados...ya serían REOS...ladrones h d p...
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar