La evolución de “Iota” a huracán es inminente, de acuerdo a los pronósticos del Comité Permanente de Contingencias (Copeco), tocará suelo hondureño el próximo lunes y, en ese contexto, se ha declarado estado de alerta en todo el territorio nacional.

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El Comité Permanente de Contingencias (Copeco), ya está sabido de que la depresión tropical “Iota” se convertirá en huracán el próximo domingo y para el lunes tocará suelo hondureño.

 

Según el informe de Copeco, el fenómeno climático se encuentra a unos 900 kilómetros al este del Cabo de Gracias a Dios y se desplaza a unos 11 kilómetros por hora.

 

A esta hora el último reporte del Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos indica que para los próximos cinco días no se formará ningún ciclón; sin embargo, ya alertó que Honduras y Nicaragua deben vigilar la evolución de “Iota”, ya que el pronóstico puede cambiar en las próximas horas.

 

En ese sentido, Copeco y el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) han informado que todo el país estará en “Alerta Roja” y de hecho, la Comisión Interventora de la Empresa de Nacional Energía Eléctrica (ENEE), ha revelado que estarán haciendo descargas controladas en la represa “Francisco Morazán”.

 

Cabe mencionar que la semana pasada, cuando “Eta” cruzó el territorio nacional, todas las represas del país alcanzaron el máximo de su capacidad y varios ríos se desbordaron provocando inundaciones en diversos puntos de Cortés y el resto de Honduras.

 

Se prevé que para mañana “Iota” ya provoque consecuencias para Honduras, sobre todo en el aumento del oleaje y algunas precipitaciones en la zona nororiental del país.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar