El extitular del Banco Central de Honduras y de la Secretaría de Finanzas, Hugo Noé Pino, ha denunciado que el Congreso Nacional aprobó volver a drenar recursos de los institutos de previsión para utilizarlos en la atención de la emergencia causada por “Eta”.

 

En el pasado tanto el Congreso como el Poder Ejecutivo han sacado el dinero de los trabajadores hondureños para patrocinar proyectos como el Centro Cívico Gubernamental, ya en marzo pasado desviaron recursos de institutos de previsión para atender la pandemia.

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El doctor en economía y extitular del Banco Central de Honduras (BCH) y Secretaría de Finanzas, Hugo Noé Pino, ha denunciado que el gobernante Juan Hernández y el presidente del Congreso Nacional Mauricio Oliva, han dado visto bueno para que el Fondo Para Intervenciones ante la Ocurrencia de Desastres Naturales (Fondes), acceda al dinero de los trabajadores.

 

Según el doctor Pino, estos poderes del Estado nuevamente pretenden drenar los institutos de previsión social como el Régimen de Aportaciones Privadas (RAP), para apoyar “proyectos de dudosa rentabilidad”.

 

“Es un abuso de JOH (Juan Hernández) y Mauricio Oliva”, dice el también docente universitario. Y agrega que “estos dineros son de los aportantes para sus jubilaciones”, por lo que en efecto, una vez más se compromete la “buena vejez” de los trabajadores.

 

El doctor Pino ha dicho en un hilo de Twitter que el propósito de que el Fondes utilice los recursos de institutos de previsión es que la reconstrucción del país se cargará en las espaldas de los trabajadores públicos.

 

En ese contexto, cuestiona: “¿Por qué no encajan la liquidez bancaria existente y la utilizan para estos objetivos? Los bancos se oponen, ¿verdad?”, ¿por qué no usan las reservas internacionales o el crédito del BCH?”.

 

Además, es enfático en que ante el fracaso de las costosas Alianzas Público Privadas y el Plan 20-20, “ahora vienen con FONDES”. Y sentencia: “No entienden que no hay ni la más mínima confianza en este gobierno. Las UNOPS (Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos) debería tener mucho cuidado en prestar su nombre para este tipo de programas que terminarán en otra CONADI (Corporación Nacional de Inversiones)”.  

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar