Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Ha trascendido que la reconocida como “madre de los niños desamparados de Honduras”, Sor María Rosa Leggol, ha fallecido a los 93 años, tras no poder recuperarse del contagio del Covid-19.- La iglesia católica hondureña y las personas que ha beneficiado durante una vida de trabajo al servicio del prójimo la extrañará.  La madre de la solidaridad ha entregado su alma al Creador la mañana de este viernes 16 de octubre en Tegucigalpa, no sin antes despedirse de decenas de personas que ante el inminente desenlace, según criterio médico, llegaron adonde se hallaba convaleciente. ¡Descanse en paz Sor!, a quienes usted ayudó, no la olvidarán.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar