BANNER EL LIBERTADOR

De acuerdo al Centro de Monitoreo de Medios de Comunicación de la Red Lésbica Catrachas, de 2009 a la fecha se han registrado 257 muertes violentas de personas LGBTI en el país.

El rechazo, los prejuicios y la discriminación son problemas sumamente graves que hacen que las personas LGBTI queden más expuestas a afectaciones de salud mental, a lesiones físicas y al suicidio.

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El Sistema de las Naciones Unidas en Honduras, se ha pronunciado sobre la violencia contra los miembros del movimiento LGBTI, en el marco del Día internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia. 

 

Tanto en Honduras como a nivel mundial, la lucha por los derechos humanos  ha generado avances positivos a nivel de los Estados y de la sociedad en general. Sin embargo, hoy en día, aún se presentan crímenes de odio y persiste el estigma, la discriminación y la violencia hacia las personas de la comunidad LGBTI (personas lesbianas, gais, bisexuales, transgénero, transexuales e intersexuales).

 

Para el Sistema de Naciones Unidas resulta prioritario asegurar el respeto pleno de los derechos humanos de todas las personas, incluyendo el derecho a la igualdad y a la prohibición de la discriminación, bajo la consideración de que nadie debe ser objeto de acciones que atenten contra los mismos y contra su integridad. Estos derechos, son universales, consolidados y ampliamente reconocidos en el marco del derecho internacional, mediante la Declaración Universal de los Derechos Humanos, mereciendo el mismo respeto y consideración.

 

El rechazo, los prejuicios y la discriminación son problemas sumamente graves que hacen que las personas LGBTI queden más expuestas a afectaciones de salud mental, a lesiones físicas y al suicidio. Además, pueden llevarlas a abandonar sus estudios y sus hogares, a formar parte de economías informales o delictivas por falta de acceso a empleos dignos, y a ser víctimas de un ciclo de pobreza, marginación y mayor discriminación y violencia por el resto de sus vidas.

 

De acuerdo al Centro de Monitoreo de Medios de Comunicación de la Red Lésbica Catrachas, de 2009 a la fecha se han registrado 257 muertes violentas de personas LGBTI en el país. Honduras debe formular y aplicar medidas inclusivas contra la violencia y la discriminación, complementadas con una promoción proactiva para la comprensión, la aceptación y el respeto de la diversidad sexual y de género en todo el territorio. Asimismo, se debe reconocer legamente la identificación de genero de las personas trans, sin requisitos o imposiciones abusivas. El Estado tiene la responsabilidad absoluta de garantizar el ejercicio pleno de los derechos y libertades fundamentales de la comunidad LGBTI.

 

Ante este contexto, el Sistema de Naciones Unidas en Honduras expresa su solidaridad con las personas de la comunidad LGBTI del país en este Día Internacional contra la contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia, y a la par hace un llamado a implementar acciones enfocadas a terminar en Honduras con los crímenes de odio contra los miembros de esta comunidad, así como para eliminar cualquier tipo de violación de los derechos humanos que obstaculice el desarrollo pleno e integral de las personas LGBTI, cerrando así las brechas de inequidad que dividen a las sociedades.

 

Considerando lo anterior, el Sistema de Naciones Unidas en Honduras continuará trabajando en pro de la comunidad LGBTI con la perspectiva de que todas las personas nacen Libres e Iguales, y con la visión de llegar a Cero Discriminación, contribuyendo a una transformación por una sociedad hondureña diversa, solidaria e incluyente. Lo anterior, ratificando nuestro compromiso para no dejar a nadie atrás y así lograr los derechos humanos de la comunidad LGTBI.

 

Trabajemos en unidad para evitar a toda costa que los derechos humanos se violenten, pues eso significaría poner en riesgo el pleno desarrollo de las personas de Honduras.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar