A pesar de los más de 70 mil casos positivos registrados a la fecha y que se sigue la lucha a ciegas contra el Covid-19, el régimen del Partido Nacional aprobó con la “Mesa Multisectorial” que la “Semana Morazánica” se celebre entre el 4 y 7 de noviembre, para que hondureños puedan vacacionar.

Es de destacar que entre esas fechas se realizará las elecciones presidenciales en Estados Unidos, proceso determinante para el apoyo que recibe Juan Hernández, pues en caso que Donald Trump pierda la contienda se prevé que no habrá más largas para la lectura de sentencia de “Tony”. 

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El gobernante Partido Nacional ha estado planteando que la “Semana Morazánica”, periodo vacacional que reúne todos los feriados de octubre en una sola semana, sea otorgada entre el 4 y 7 de noviembre, así lo ha confirmado el diputado Antonio “Toño” Rivera Callejas.

 

Y es que para el Gobierno de Honduras, la pandemia ya se superó, pues desde hace varias semanas dio orden para que el sector del turismo se reactivara y, pensando en lo que se dejó de percibir durante el verano, se prevé motivar al pueblo para que vacacione en temporada de huracanes.

 

No obstante, la opinión de profesionales de la medicina alerta que permitir el periodo turístico significa un alto riesgo para la propagación del Covid-19, siendo enfáticos en la incapacidad de aplicar pruebas masivamente en la búsqueda de personas asintomáticas.

 

Cabe mencionar que la Mesa Multisectorial, con el propósito de dinamizar aún más la economía aprobó que desde el próximo lunes la circulación sea de dos dígitos por día, fue también este organismo que dio luz verde para que la “Semana Morazánica” iniciara el 2 de noviembre.

 

A la fecha, el Covid-19 ha quitado la vida a 2,146 hondureños, según la Secretaría de Salud; sin embargo, para la Asociación de Funerarias del país, las víctimas son más de 5,000.

 

Entre tanto, representantes de la micro, pequeña y mediana empresa señalan que no es prudente otorgar el feriado por el daño a la economía que causó la pandemia en sus primeros tres meses, además del alto riesgo de contagio por los más de 70 mil infectados.

 

Llama la atención que la petición del partido de gobierno de mover la fecha a noviembre, roza con el proceso electoral de Estados Unidos que se celebra el 3 de noviembre y que en caso de significar un cambio en la presidencia a favor del demócrata Joe Biden, sería un golpe para los “narco políticos” hondureños.

 

Y es que de acuerdo con analistas de la vida política nacional, los demócratas han reclamado constantemente el apoyo al régimen Juan Hernández a pesar de la sentencia por narcotráfico de Antonio “Tony” Hernández, quien por cierto recibirá su condena el 10 de noviembre, justo después del cierre del feriado.

 

Todo lo anterior significa que el régimen nacionalista quiere que el pueblo hondureño este distraído para que no haya acciones ciudadanas en caso que Donald Trump pierda las elecciones y se lea de una vez por todas la sentencia de “Tony”, que serían las dos estocadas finales del gobierno de Juan Hernández.   

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar