El gobierno Hernández, a través de Invest-H, hizo que los hondureños pagaran unos 47 millones de lempiras, por 250 mil equipos de diagnóstico para Covid-19, dañados hace cuatro meses.- La situación es aún más grave, porque en el país apenas hay diez mil pruebas, distribuidas en la capital y San Pedro Sula.

 

El deterioro de las pruebas PCR explica el porqué Sinager no ha podido aplicar más de dos mil pruebas al día, lo que beneficiaría el combate del virus; pese a eso, el gobierno no ha exigido a la empresa coreana ni a DHL la reposición del equipo o el pago. Y, según trasciende, eso no se podrá, porque Inves-H en el contrato de compra responsabilizó a Honduras por cualquier daño en el producto.

 

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Las pruebas lo confirman: el mandatario Juan Hernández y su gabinete no saben siquiera hacer una compra, peor administrar un país. El fin de semana trascendió que el pueblo hondureño ha perdido al menos 250 mil pruebas PCR para detección del nuevo coronavirus, que compró el gobierno a través de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) a la empresa de Corea del Sur Bionner Corporation hace cuatro meses.

 

Sin embargo, el equipo se dañó por problemas en la temperatura ambiente en que fue transportado. En total, Invest-H pagó 1.9 millón de dólares (cerca de 47 millones de lempiras al cambio actual), pero el gobierno no ha hecho el reclamo formal para recuperar las pruebas o al menos el dinero. Según trasciende, no puede hacerlo porque el mismo gobierno a través del entonces director de Invest-H Marco Bográn, aceptó un contrato en que Honduras se responsabilizó por cualquier daño en el producto.

 

Y,al respecto, la junta interventora de Invest-H, ha dicho esta mañana que no tiene ni idea quiénes son los responsables por esta nueva estafa contra los hondureños, en tanto, ya han muerto miles de víctimas afectadas por la pandemia.

 

Este 10 de agosto, la jefe de Vigilancia de la Secretaría de Salud (Sesal), doctora Karla Pavón, confirmó la noticia al informar que las primeras 100 mil pruebas PCR que llegaron al país no cumplían con los requisitos de aire frío y las 150 mil restantes, se arruinaron en una bodega de la Sesal por no contar con el adecuado ambiente de refrigeración.

 

“Las pruebas no se arruinaron en Honduras, sino que llegaron con un problema de temperatura en la cadena en frío, cuya finalidad es asegurar que no pierdan su poder inmunológico”, dijo Pavón. La cadena en frío es el proceso logístico de almacenamiento, conservación, manejo y distribución.

 

Agregó que “durante el desaduanaje, las pruebas estuvieron en un cuarto frío de entre dos y ocho grados centígrados, pero la temperatura recomendada por el proveedor es de menos 21 grados centígrados, por lo cual no aceptamos recibirlas”. Desde hace cuatro meses, el equipo en mal estado permanece en una bodega sin que las instituciones del gobierno hayan presentado la queja formal ni se han deducido responsabilidades.

 

Por su parte, el presidente de la junta interventora de Invest-H, el general de Brigada José Leva Bulnes, intentó librarse de responsabilidad al sostener que “todas las acciones que el Gobierno de Honduras contrajo a través de Invest-H antes del 24 de julio las vamos a respetar”.

 

De acuerdo con la orden de compra 015-2020 de fecha 4 de abril, Invest-H pagó casi dos millones de dólares (alrededor de 47 millones de lempiras) a la empresa Bionner Corporation de Corea del Sur, por la compra de 250 mil pruebas de diagnóstico in vitro AccuPower® SARS-CoV-2 Real-Time RT-PCR, a precio unitario de 7.50 dólares (184 lempiras al cambio actual).

 

El 17 de abril y mediante la orden de compra 026-2020, la estatal entonces dirigida por Marco Bográn destinó 14,568 lempiras de los recursos del pueblo hondureño a la empresa de envíos DHL Honduras S de RL, para el desaduanaje de dos guías aéreas de las primeras 100 mil de pruebas en el área de manejo y almacenamiento de carga de la empresa Swissport GBH Honduras, ubicada en el Aeropuerto Internacional “Ramón Villeda Morales”, de San Pedro Sula, al norte del país.

 

Las condiciones de pago establecen que Honduras pagaría a DHL el 100 por ciento “contra entrega a satisfacción del servicio de liberación de las pruebas por aduanas y continuación proceso DHL de entrega a Invest-H para transferencia a la Secretaría de Salud”. El daño a las pruebas PCR explica por qué las autoridades del Sistema Nacional de Riesgos (Sinager), no han podido aplicar más de 2 mil pruebas al día, lo que beneficiaría al país en la transmisión de resultados y, sobre todo, en el avance al combate de la pandemia; pese a eso, hasta el momento ninguna autoridad ha exigido a la empresa coreana ni a DHL la reposición del equipo o el pago en efectivo.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar