Logo EL LIBERTADOR

Un grupo de ciudadanos de distintas profesiones y partidos políticos congregado en la Convergencia Ciudadana se pronuncia por la crítica situación que enfrenta Honduras, ante la reiterada violación a derechos humanos y a la Constitución de la República.

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

Tegucigalpa. Varios ciudadanos de distintos partidos políticos agrupados en la Convergencia Ciudadana, exteriorizaron hoy su preocupación por la situación que enfrenta Honduras y prometen rescatar la Democracia.

En un comunicado expusieron que las instituciones democráticas están deslegitimadas y “abatidas por la corrupción, sus poderes constituidos coaptados y sometidos al autoritarismo centralista, el irrespeto reiterado a los derechos humanos, la manifiesta impunidad y la falta de justicia”.  

 

Los ciudadanos de la Convergencia Ciudadana denuncian la violación a la Constitución, por lo que ello lleva a las ilegalidades “que llevan al desmembramiento del Estado y a un aniquilamiento progresivo de nuestra débil democracia que ha costado tanto construir”.

 

Arístides Mejía, quien forma parte de la  Convergencia Ciudadana, dijo que están preocupados por el escenario que hay en el país “el deterioro y las amenazas a la democracia hondureña”.

 

Ante esa caótica situación le hizo un llamado a la ciudadanía para frenar el abuso del poder político, precisamente en las reformas al Código Penal que quiere aprobar.

 

El entrevistado aseguró que hay peligros a las libertades al pretender incorporar el delito de terrorismo que al final lo que quieren es “restringir las libertades a las personas que no están de acuerdo o se manifiesten contra el gobierno”.

 

Ante la insistencia del gobierno de aprobar reformas penales, Mejía aseguró que “están tratando de encubrir su fracaso en la política de seguridad y no es con leyes que se va a corregir un problema”.

 

El problema del proceso penal es que no se hace el proceso investigativo; en la seguridad se tiene una política mal concebida ya que “hace énfasis en el aspecto represivo”, afirmó Mejía.

 

Lamentó que el problema de la seguridad se está convirtiendo en un tema de campaña, puesto que “debe ser una discusión seria, hay que fortalecer el proceso investigativo”.

 

Las reformas al Código Penal van a empeorar las cosas porque si en el país se empieza a culpar gente por terrorismo “vamos a estar estigmatizados como una nación en la lista negra que tienen terroristas, lo que afectará el turismo, la inversión y la circulación de hondureños por el mundo”, aseguró Mejía. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar