El jefe de la diplomacia hondureña, Arturo Corrales, pidió a la ONU que sea la mediadora en el diálogo convocado por el presidente Juan Hernández, para buscar soluciones a la corrupción e impunidad.   

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El gobierno de Honduras ha pedido a la ONU que le apoye a mediar en el denominado diálogo nacional.

 

El secretario de Relaciones Exteriores, Arturo Corrales,  pidió hoy al organismo global que se convierta en mediador para “incluir a todos los sectores” para encontrar soluciones a la corrupción e impunidad.

 

El canciller dijo que envió órdenes al a representante en la ONU, Mary Flores Flake, para que solicite al secretario general Ban Ki-moon, que acuerpe el diálogo que ha emprendido el presidente Juan Hernández.

 

Al respecto, manifestó que "el gobierno le solicita al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, los facilitadores de forma urgente para garantizar la efectividad del proceso del diálogo democrático  de manera efectiva y transparente".

 

 

"El presidente de la República, Juan Orlando Hernández, entiende que la correcta organización de los apoyos al proceso de diálogo deben y son los mecanismos para recurrir a los más altos niveles de esta organización de las Naciones Unidas para que todos los actores se sientan igual y que sus aportes tienen validez para todos", añadió. 

 

Ante el anuncio hecho por Corrales, los indignados que están en huelga de hambre, indicaron queya enviaron una carta al secretario general de la ONU para que asista en la creación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad, similar a la que opera en Guatemala, que ha desmantelado redes de corrupción y mafias controladas por funcionarios.  

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar