Este 27 de junio, ha trascendido que el director de Invest-H, Marco Bográn, ha renunciado al cargo que le otorgó el gobierno Hernández, luego de los múltiples señalamientos de corrupción, abuso de autoridad y malversación de caudales públicos, en el manejo de los recursos destinados supuestamente para combatir la epidemia del Covid-19.

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Tras los diversos señalamientos por el desborde de la evidente corrupción en compras públicas y el despilfarro de 1,200 millones de lempiras en  inciertos e inapropiados hospitales móviles, el director de Inversión Estratégica Honduras (Invest-H), Marco Bográn, ha renunciado este sábado al cargo donde lo nombró el gobierno de Juan Hernández.

 

La renuncia se produce dos días después que el Ministerio Público (MP), citara a Bográn para declarar, en vista que la Fiscalía para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (FETCCOP), ha abierto una investigación en su contra por suponerlo responsable de los delitos de fraude, abuso de autoridad y malversación de caudales públicos en la transacción de los hospitales móviles.

 

Es de recordar que el gobierno de Honduras, a través de Invest-H, pagó alrededor de  48 millones de dólares (unos 1,200 millones de lempiras al cambio actual), a la supuesta empresa Elmed Medical Systems, del guatemalteco-estadounidense Axel López.

 

Sin embargo, la empresa turca SDI ha acusado criminalmente a López por plagiar documentos de esa empresa y presentarlos a Honduras como parte de Elmed, es decir que además de haber hecho el pago total, Bográn ni siquiera se tomó la molestia de verificar la documentación presentada por López.

 

Y el viernes 26 de junio, el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA, ha presentado su sexto informe de la serie titulada “La corrupción en tiempos del Covid-19”, donde demuestra que el hasta hoy director de Invest-H, benefició a un tío suyo con recursos de los hondureños.

 

El organismo anticorrupción constató que el 26 de marzo se suscribió un contrato por más de 1,200 millones de lempiras entre Invest-H y la sociedad mercantil CINSA, para realizar la supervisión de obras de construcción de plantel de un hospital móvil en Santa Rosa de Copán. Se logró determinar el grado de consanguinidad de Marco Antonio Bográn Corrales con el señor Napoleón Bográn Idiáquez, quien es socio y presidente de CINSA, siendo sobrino y tío respectivamente entre sí; este lazo familiar es en virtud de que el papá del director de Invest-H (el señor Marco Antonio Bográn Idiáquez) es hermano del señor Napoleón Bográn.

 

“Se identificó el contrato CD-DCPV-127-2020 el cual es celebrado por parte Marco Antonio Bográn Corrales en su condición de director ejecutivo de Invest-H y la sociedad mercantil CINSA, asimismo, el CNA verificó que, en el último registro ante el Registro Mercantil de Francisco Morazán, de fecha 07 de septiembre del 2018, la Asamblea General eligió el Consejo de Administración estableciendo que el señor Napoleón Bográn Idiáquez es el presidente de dicha sociedad, quien previamente ya se había desempeñado en múltiples ocasiones como el representante legal de CINSA”, afirma el CNA.

 

La Ley de Contratación del Estado, en su artículo 15, determina las inhabilidades que limitan para contratar con el Estado, específicamente en el numeral 6 en el cual se contempla que una de estas inhabilidades es: “Ser cónyuge, persona vinculada por unión de hecho o parientes dentro del cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad de cualquiera de los funcionarios o empleados bajo cuya responsabilidad esté la precalificación de las empresas, la evaluación de las propuestas, la adjudicación o la firma del contrato”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar