Un análisis inicial a los fondos destinados a la emergencia sanitaria del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) ha revelado hasta ahora que Invest-H, bajo el mando de Marco Bográn, sobrevaloró en un 46 por ciento la adquisición de mascarillas quirúrgicas y del tipo n-95, lo que se traduce a un daño de 57,566,403 lempiras.

 

Según el CNA, Invest-H autorizó la adquisición de estos insumos a un costo total de poco más de 126.1 millones de lempiras; no obstante, el fideicomiso de la Secretaría de Salud revela que el gasto total debió ser de unos 68.5 millones.

 

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), ha entregado este lunes la segunda parte de una investigación que expone a Inversiones Estratificas de Honduras (Invest-H) por autorizar la adquisición de insumos sobrevalorados que causaron un perjuicio de 57,566,403 lempiras.

 

Según el documento “La Corrupción en tiempos del COVID: Parte II”, en estas irregularidades están involucradas tres empresas: dos nacionales y una extranjera, cuyo perjuicio es equivalente al 46 por ciento del monto adjudicado.

 

El CNA desglosa que la inversión tiene que ver con la adquisición de 874 mil mascarillas N95 con y sin filtro, y un millón de mascarillas quirúrgicas desechables.

 

El desembolso de Invest-H asciende a 126,133,143.37 lempiras; no obstante, según las compras del fideicomiso de la Secretaría de Salud, la valoración de estos insumos es poco más de 68.5 millones. En ese contexto, la valoración del CNA es que se ha perjudicado al pueblo.

 

Este órgano de sociedad civil apunta que esta condición exponer la “nefasta rendición de cuentas” de Invest-H, que lleva varias semanas con cuestionamientos a raíz de la compra de hospitales los hospitales móviles cuyo precio asciende a 1,174 millones cada uno.

 

En esta investigación el CNA señala que están involucradas las sociedades mercantiles de capital hondureño: Distribuidora Comercial Hondureña S.A. (DICOHONSA), Grupo GYT S.A. de C.V. y la internacional ACCESS-TELECOM.

 

DICOHONSA habría sido beneficiada con la orden de compra 018-2020 con el encargo de 250 mil mascarillas N95 que ésta vendió al Estado por 140 lempiras cada una, haciendo un total de 35 millones. Cabe mencionar que esta empresa tiene como socia a Alejandra Rápalom quien está relacionada con la ONG “Transformando Nuestra Nación”, vinculada al diputado Augusto Cruz Asensio, señalado en el caso “Red de Diputados”.

 

En tanto, el 8 de abril por medio de la orden de compra 019-2020, Invest-H autorizó la adquisición con el grupo GYT de 474 mil mascarillas N-95 valoradas por 107.25 lempiras la unidad, que en un monto total significa 50,836,500 lempiras.

 

“Cuando la sociedad se constituyó, la señora Waleska Marlene Zelaya Portillo formaba parte del Consejo de Administración de dicha empresa en calidad de tesorera, posteriormente se separó de dicho cargo en enero del 2018 cuando inició su periodo como diputada en el Congreso Nacional de Honduras. Cabe resaltar que, en la actualidad, el señor Juan José Lagos Romero —esposo de la diputada Zelaya—, es socio y presidente de Grupo GYT”, apunta el documento.

 

Y con relación a la empresa ACCESS TELECOM, ésta figura en la orden 017-2020 con fecha 9 de abril de 2020. Según la documentación del CNA, la internacional recibió de Invest-H la solicitud de 10 artículos de protección valorados en más de 3.5 millones de dólares, más de 88 mil millones de lempiras al tipo de cambio actual.

 

En su informe el CNA señala que esa empresa debía entregar al Gobierno dos ítems: 150 mil mascarillas N-95 sin válvula (119.5 lempiras la unidad) y el millón de mascarillas quirúrgicas descartables (22.37 lempiras cada una), registrando un total de más de 40 millones de lempiras.      

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar