Miles de hondureños salieron a las principales calles de Honduras para exigir la salida del gobierno y la instalación de una Comisión Internacional que desarticule mafias supuestamente jefeadas por altos funcionarios. 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Decenas de policías antimotines y vehículos tanquetas, fueron observados la tarde y noche de este viernes en la capital de Honduras, en la masiva movilización de hondureños, que exigen el cese a la impunidad y corrupción y la renuncia del presidente Juan Hernández.

 

La exagerada cantidad de policías incomodó a los manifestantes, quienes en su mayoría coincidían en que no comprendían el mensaje del gobierno, porque la protesta era pacífica, igual que en las tres anteriores que no reportaron incidentes violentos.

 

La presencia uniformada se observó desde la iglesia La Guadalupe, en el bulevar Morazán, donde inició la protesta y continuó, por todo el recorrido, hasta llegar a las afueras del Ministerio Público, donde culminó e incluso la Casa Presidencial, estuvo fuertemente custodiada.

 

Pese a la inconformidad, la actividad inició a las 5:00 de la tarde, tal y como se había planificado y con las mismas demandas que emanan del repudio por el fraude de casi 7,000 millones de lempiras (unos 350 millones de dólares), contra el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS).

 

La indignación de los hondureños tomó fuerzas luego que el presidente, Hernández, admitiera que el Partido Nacional, que lo llevó al poder, recibió fondos de las empresas que defalcaron el IHSS.

 

Durante su recorrido los participantes coreaban consignas de siempre como: “fuera JOH, fuera JOH”, “va a caer, la dictadura va a caer”  y otras, en alusión al mandatario.

 

La variante de la jornada es que al llegar al Ministerio Público, coreaban “fuera Chinchilla y su pandilla”, expresando de esta manera otra de las demandas de la “Oposición Indignada, que pide la destitución del fiscal general, Oscar Chinchilla y del fiscal general adjunto, Rigoberto Cuéllar, por suponerlos cómplices del descalabro del Seguro Social.

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar