El aborto ¿tabú en Honduras? La delgada línea entre legalidad y moralidad.- En países europeos donde sí está permitido el aborto terapéutico, se encuentran también extremos de polémica y debate, con el lema feminista: “mi cuerpo, mi decisión”.

Dania Martínez / EL LIBERTADOR

Tegucigalpa. La Plataforma de Organizaciones de Mujeres “Somos Muchas”, que defienden la salud, la libertad y la vida de las féminas, continúa su lucha para que se despenalice el aborto en tres causales y, para eso, confían en que cuentan con el apoyo mayoritario en el Congreso Nacional.

La organización demanda que se le permita a una mujer decidir si quiere interrumpir un embarazo cuando sea el resultado de una violación sexual o incesto; su vida o su salud están en riesgo; o cuando el embrión o feto tiene malformaciones graves que lo llevarán a la muerte al nacer.

Existe una desinformación e ignorancia sobre ciertos temas delicados como el aborto, historias que se viven en las zonas más empobrecidas de Honduras, sin el respaldo de autoridades que puedan garantizar el derecho que se tiene como mujer, según la Plataforma.

“Uno de los obstáculos más grandes ha sido la barrera mediática, porque el tema aborto se presta al morbo y dependiendo de la manera que se plantea, muchos medios sólo buscan elevar el rating tergiversando el mensaje”, dijo Grecia Lozano, integrante del Centro de Derechos de Mujer en un conversatorio efectuado este día.

Tenemos una opinión favorable de la población hondureña, en lo que demandamos, agregó. “Nos hemos reunido con 75 diputados y en su mayoría nos han mostrado el apoyo; sin embargo, nos encontramos con que existe un temor no sólo a sanciones sino de la opinión pública”, comenta.

Le tienen miedo a los medios de comunicación y al gobierno porque creen que los van a atacar, puntualizó Lozano.

Por su parte, la pastora Ana Ruth García,  coordinadora del grupo de mujeres cristianas ecuménicas, expresa que “también las bases de la iglesia católica y evangélica están a favor de nuestra propuesta, sin embargo, el problema lo encontramos en las jerarquías, quienes toman las decisiones por ocho millones de hondureños, lo cual no es justo”.

Una encuesta realizada por la consultora Le Vote refleja que el 52 por ciento de la población está a favor del aborto por violación sexual.- El 65 por ciento en favor, cuando peligra la vida y salud de la mujer y el 69 por ciento cuando el feto tiene posibilidades nulas de vida.- Miles de mujeres han muerto en los hospitales porque no se les podía aplicar el aborto terapéutico, según la Plataforma.

SOCIEDAD DE GINECOLOGIA

La Sociedad de Ginecología y Obstetricia de Honduras, que trabaja por la salud sexual y reproductiva de la mujer, aboga con las diferentes organizaciones para que suspendan la prohibición del uso de la Píldora Anticonceptiva de Emergencia (PAE).

La presidenta de esa organización, Vivian Rivera Ochoa, declaró que han solicitado al Congreso Nacional que se cambie la definición de aborto en el Código Penal, ya que no es la real, ni la que define la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“No estoy de acuerdo con el aborto de forma general, sin embargo, sí en casos especiales, sobre todo hablando del aborto terapéutico cuando la vida de la madre está en riesgo”, explica la profesional.- Despenalizar el aborto de forma liberal, es extremo, agregó la especialista, “es matar vidas inocentes, solo por mujeres o parejas irresponsables que no se protegen o no les interesa” y “Es necesario abogar por una mejor educación sexual en los jóvenes”.

DONDE PENALIZAN EL ABORTO

Honduras y Nicaragua son las únicas naciones en Centroamérica que penalizan sin concesiones el aborto, al generalizarlo.

En países europeos donde sí está permitido el aborto terapéutico, se encuentran también extremos de polémica y debate, con el lema “mi cuerpo, mi decisión” cuando muchas mujeres quieren que se legalice totalmente el aborto, dando lugar a que el tema sea parte de la controversia entre radicales feministas y ultraconservadores.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar