EL LIBERTADOR logo


EL LIBERTADOR ha hablado con el reconocido docente del folklore hondureño, orgullo de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM) Carlos Gómez Genizzotti, recibió el Premio Nacional de Arte “Pablo Zelaya Sierra” como homenaje a su destacada labor en la enseñanza y proyección de las danzas folklóricas en sus diferentes manifestaciones.

  

El profesor de la Universidad Pedagógica, Carlos Gómez, que ha sido homenajeado por EL LIBERTADOR en la edición impresa julio 2016, lamenta el papel destructivo de identidad nacional de los medios masivos de comunicación y la aculturización del pueblo hondureño resultado de un sistema económico que reproduce una educación distinta a la esencia de nuestra nación.

 

Redacción

EL LIBERTADOR

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Tegucigalpa. A la entrada de la casa recién comprada en la capitalina colonia Kennedy por el docente y folclorista Carlos Gómez Genizzotti hay varios diplomas de reconocimiento y destaca el prestigioso “Premio Nacional de Arte Pablo Zelaya Sierra”, por sus 54 años de fortalecer la identidad cultural de Honduras. Ya tiene 67 años y, aunque el esqueleto se vaya poniendo poroso por el desgaste natural, quiere seguir bailando y siempre se ha robado los aplausos de alumnos y público que lo admira.

 

ICONO DE IDENTIDAD

Su abuelo materno es de la isla italiana de Sicilia, donde el famoso poeta Goethe inmortalizó la frase “Italia sin Sicilia no grabaría ninguna imagen del alma: aquí se encuentra la clave de todo”. Y también acuñó: "¿Por qué nosotros, hombres modernos, vivimos tan dispersos, por qué nos sentimos incitados a retos que no podemos afrontar?". Carlos ha afrontado cualquier reto, tanto así, que no se puede hablar del folclore hondureño si no lo mencionamos. No pueden pasar por alto muchas danzas típicas que no hayan sido escudriñadas por este estudioso de la cultura.

 

INICIO DEL CAMINO

¡Ah!, pero también ha sido locutor; prefirió divorciarse de este oficio y se casó con la ciencia que lo ha hecho trascender. Es alto, mide más de 1.80 metros y su voz es de trueno, ideal como para despertar cualquier cliente que ignora un producto. “Mire –cuenta al periodista de EL LIBERTADOR–, yo jugaba baloncesto y estudiaba en el Instituto San Miguel cuando el maestro Rafael Manzanares me dijo que si quería participar en un cuadro de danzas folclóricas, me llamó la atención y sigo acá”. Ya era 1967 cuando viajaba por Honduras para presentarse en festivales y, más de una vez se movilizó junto a los compañeros en avión, pues no había carreteras.

 

LOCUTOR NATURAL

Ya se le olvidó hace cuántos años hizo una “cuña” (anuncio) para el desaparecido banco La Vivienda. “Lo que no se me olvida es que lo hice a dos voces con Omar Mendoza, quien lo invitó. Y recuerda, “no se me olvida, fue con Omar Mendoza de la producción de canal 5. Tiempo después llegó de visita a radio Satélite y Omar le dijo: “vos tenés voz de locutor, creés que me podás anunciar canciones”.- Lo mismo le dijo un chileno en 1982 en Washington, de nombre Silvio: “usted es locutor”. “Le dije, mire yo le hago, porque me enseñaron todo eso”.

 

NACE UNA ESTRELLA

Tenía la voz para hacer carrera en locución, pero acepta “nunca me enfoqué” y piensa que quizá fue porque se sentía un poco tembloroso por un “defecto” que a veces habla demasiado rápido y no se puede controlar, entonces solía sentirse desesperado, e insiste que a veces habla y no le entienden y la locución es una escuela, algo que debe aprenderse. Fue así que Honduras perdió un locutor, pero ganó un artista histórico y cuenta, “me enfoqué tanto en la danza folklórica hondureña y la enseñanza del folklor nacional que de ahí anduve por todo Honduras enseñando danza y todo del folklor en San Pedro, Cortés, Choluteca y bueno esa fue mi vocación que después constituí como la ciencia que estudia la tradición de los pueblos”.

 

- Decía hace poco que la tradición y costumbres se están perdiendo ¿Por qué?

-Estamos muy “aculturalizados”. Ahora usted va por la carretera y mira una casita ¿qué es lo primero que se nota? una antena parabólica en el techo, el celular ahora hasta el último campesino anda uno, ya no se miran los canales locales sólo extranjeros, entonces la conciencia cultural se pierde. Yo le digo a mis alumnos “miren una danza folklórica la repiten dos o tres veces y no se les queda, pero si les ponen un reggaetón rapidito se les queda”.

 

- ¿Por qué ocurre eso?

- Es un fenómeno de “aculturación”, aquí alguien se inventa andar con el pantalón roto y todo mundo anda con el pantalón roto, si un futbolista aparece con tacos rojos, verdes o amarillos, ya se los ponen, se peinan de una y otra forma y también lo hacen, la palabra correcta seria imitación pero no es imitación es aculturización.

 

- ¿Cómo estos medios de comunicación nos han impuesto cultura extranjera?

-Le digo a mis alumnos en la Universidad Pedagógica Nacional que no es culpa de la mente, es culpa del sistema, los mantiene vetados, mire, en el golpe de Estado en cadena nacional pusieron una danza del folklor, entonces a mi me decían golpista porque yo la había creado y me hicieron varias entrevistas donde explique que yo no la inventé, yo la recopilé en 1986 que es diferente, me la enseñó Modesto Morales que fue el primer misquito que estudió en Lomas de la Centroamérica y fue a enseñar a la Mosquitia, cantaba unas canciones bonitas para bailar y que hoy todavía la gente escucha.

 

- ¿Reclamó por el uso de esa canción? 

- Durante mucho tiempo me encontraba con el encargado de prensa de Micheletti y le decía cómo me juzgaban de golpista y yo soy de la resistencia y él era liberal, ahora soy libre y le pregunté ¿cómo hiciste? Y me comentó que le dijeron “búscate una canción, pero que no suene como marcha de batallón, ya el pueblo está aburrido de las marchas de batallón en los golpes de Estado, me metí a la computadora y ahí salió sin saber esa canción”.

 

- ¿Cómo daña esa incultura de los medios de comunicación? 

- Usted mira un programa de televisión y ponen una playa, en vez de poner una música garífuna le ponen música rara; en vez de un artista nacional, si ponen paisajes de La Ceiba que pongan música de Moisés Canelo o Guillermo Anderson, pero no, y eso es culpa del que sintoniza la imagen, tiene música hondureña póngale música hondureña, pero no, el pone la imagen y pone la música que se le antoja, esa la culpa del sistema. En los colegios quitaron la música con valores morales y cívicos, por eso ve que un futbolista de la selección no canta el himno de la selección, lo que hace es orar y ponen un cantante a cantar el himno en un acto cívico o partido y lo canta como una balada, eso es culpa del sistema. Una vez alguien me dijo: “necesito una muchacha para sacar un calendario”, le dije te voy a mandar una, sale el calendario y la muchacha sale sin trenzas, sin traje típico y le puse la queja y me dijo “no me interesa el folklor a mí lo que me interesa es vender”, eso es el sistema.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar