El campesino afectado responde al nombre Jinson Aldin Alfaro Almendares (en la camilla), quien recibió un disparo en la espalda por guardias de seguridad de la empresa productora de frutas Cofruco, ubicada en la periferia de la caribeña ciudad de Trujillo, 565 kilómetros al noreste de la capital de Honduras. 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Guardias de seguridad de la empresa hondureña Cofruco tirotearon a un campesino mientras trabajaba la tierra, denunciaron organizaciones defensoras de los campesinos del Valle del Aguán.

 

El afectado responde al nombre Jinson Aldin Alfaro Almendares (23), quien fue atacado por los guardias de la productora de frutas, ubicada en la periferia de la caribeña ciudad de Trujillo, 565 kilómetros al noreste de la capital de Honduras.

 

Se informó que el incidente ocurrió alrededor de las 6:30 de la mañana cuando el labrador ya estaba trabajando; los guardias llegaron donde se encontraba Alfaro y de inmediato procedieron a dispararle.

 

El afectado recibió un impacto de bala en la espalda, por lo que fue trasladado al hospital San Isidro de Tocoa, a varios kilómetros de donde ocurrió el incidente.

 

Además, señalaron que horas antes del atentado contra el campesino, un grupo de hombres fuertemente armados acosaron al coordinador de la Plataforma Agraria, Jaime Cabrera, quien se encontraba descansando en su vivienda.

 

La plataforma campesina del Valle del Aguán reveló a través de un comunicado que Cofruco pertenece al empresario Schucry Kafie Larach.

 

Los guardias de seguridad, según la misiva, portan uniforme verde y pasamontañas “quienes han causado el terror en la comunidad”. La finca donde ocurrió el atentado, señala la plataforma, “colinda con la Finca Paso Aguán misma que está bajo la seguridad de guardias de Corporación Dinant y la comunidad de Panamá ubicada en el municipio de Trujillo, Colón”.

 

Los familiares del joven acribillado procedieron a denunciar el hecho ante el Ministerio Público; no obstante, los supuestos autores materiales no fueron detenidos por las autoridades, denunció la Plataforma Agraria.  

 

“Es evidente que existe una clara confabulación entre empresas terratenientes, la Policía y el ejército para que este hecho quede en la impunidad”, lamentaron.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar