La exjefa de Asuntos Internos policiales, María Luisa Borjas (foto), crítica de la corrupción en la Policía de Honduras, acudió a la sede del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) a denunciar amenazas de muerte en su contra.

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Persecución y amenazas de muerte denunció hoy la comisionada de Policía en retiro, María Luisa Borjas y pidió al defensor del pueblo Roberto Herrera que le proporcione medidas de protección.

 

Borjas, crítica de la corrupción en la Policía Nacional de Honduras, acudió a la sede del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) a fin de obtener medidas de protección para su vida.

 

Denunció que es amenazada de muerte por sus denuncias sobre la corrupción supuestamente cometida por agentes y oficiales de Policía, ya sean activos o en retiro.

 

Dijo que “lo que más me interesa, en este momento, es la protección tanto para mi familia como para mi persona”.

 

Borjas insistió que seguirá denunciando las mafias enquistadas en el organismo de seguridad y quienes las jefean sean enviados a la cárcel, aunque sea amenazada con ser ejecutada.

 

Descartó la afectada que acuda a dar información a la junta Depuradora de la Policía Nacional, de quien dijo desconfiar y, si no le dan condiciones mínimas de protección, no proporcionará datos comprometedores sobre la participación de oficiales y agentes en el crimen organizado.

 

En tanto, el ombudsman Roberto Herrera pidió que se dé protección a la comisionada en retiro ya que puede ser agredida en cualquier momento. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar