“Muero con las botas puestas, como me dijo un amigo en Lempira, como quieran, quiero, y como se pongan puedo”, enfatizó Hernández sobre el combate a la corrupción y las denuncias de irregularidades contra altos funcionarios y colaboradores de su gestión.

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR 

 

Tegucigalpa. El presidente de Honduras, Juan Hernández, dijo que morirá “con las botas puestas” en su lucha contra la inseguridad, corrupción e impunidad. 

 

“Muero con las botas puestas, como me dijo un amigo en Lempira, como quieran, quiero, y como se pongan puedo”, enfatizó Hernández. 

 

Añadió que el país no puede detenerse, pues la transformación demanda de este momento, sin esperar un instante. 

 

“Yo nací y crecí en la adversidad, pero si hay algo que tengo claro es que cuando una lucha es justa por la transparencia, en contra de la impunidad, inseguridad y corrupción, yo voy hasta las últimas consecuencias”, remarcó.

 

“Nosotros, alcaldes, y como políticos, somos los llamados a transformar esta nación. Asumo mi responsabilidad y no estoy exento de tropiezos en el camino, con puertas que se cierran y otras que se abren, y se podrá verter improperios, pero ¿quién dijo miedo? Estamos listos”, subrayó.

 

El mandatario afirmó que cualquier manifestación, como las marchas, es genuina y legítima para que las cosas cambien, la justicia actúe y se combata la corrupción.

 

“Estoy de acuerdo con eso”, enfatizó Hernández en alusión a las marchas que son convocadas por distintos sectores de la sociedad.

 

Agregó que lo que no comparte es que cuando una masa de ciudadanos honestos, legítimamente molestos por algo perverso y malo que se ha hecho, sean utilizados por otros que deberían estar en la cárcel. “Esa es la gran diferencia”.

 

“Y así como lo dijo don Jorge Bueso Arias y otra cantidad de jóvenes, aquí estamos viviendo un momento muy especial en la vida de Honduras. Yo creí que en esta lucha por adecentar este país íbamos a estar solos, pero hoy vemos que el pueblo sabe distinguir entre los que quieren realmente la transformación y quienes se quieren esconder detrás de esos movimientos”, acotó.

 

Las marchas contra la corrupción están siendo aprovechadas por políticos de oposición, "entre ellos algunos que tienen juicios pendientes por abusos que cometieron cuando estuvieron en el poder", dijo.

 

“Quiero manifestar y reiterar una vez más, voy de manera frontal contra la corrupción. Se les acabó la fiesta a los delincuentes”, reiteró el gobernante.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar