El costo del artefacto de fabricación brasileña oscila los 40 millones de dólares (unos 848 millones de lempiras al cambio actual), sin incluir los acabados que puede tener el avión, según el gusto del cliente.

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

Tegucigalpa. El nuevo avión presidencial que usará el gobernante de Honduras, Juan Hernández, llegó en silencio al aeropuerto Toncontín de la capital.

Una aeronave –modelo Embraer Legacy 600– será el equipo que utilizará Hernández para movilizarse por el mundo en sus giras de trabajo, se encuentra estacionado en la base aérea Hernán Acosta Mejía de Tegucigalpa.

Este modelo es considerado “de lujo” porque es utilizado por hombres de negocios ya que tiene prestaciones que dan comodidad a los usuarios; su capacidad es de 12 personas.

En tanto, el avión conocido como “West Wind”, de fabricación israelí, será puesto fuera de servicio y vendido ya que “dio su vida útil”, a pesar de tener pocas horas de vuelo.

La llegada de la aeronave a Honduras contrasta con la profunda crisis económica que padece la sociedad, más las denuncias de corrupción contra entidades como el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y el reclamo popular al Presidente para que no lo comprara.

El costo del artefacto de fabricación brasileña oscila los 40 millones de dólares (unos 848 millones de lempiras al cambio actual), sin incluir los acabados que puede tener el avión, según el gusto del cliente.

Algunos miembros del gobierno dijeron que es “una donación” que hizo un tercer país, del que no revelaron nombre y señalaron que en breve darán el nombre del Estado que lo regaló.

La mayoría de los expresidentes hondureños utilizaron el West Wind para moverse al exterior; el exmandatario Ricardo Maduro prefirió tomar vuelos comerciales para generar ahorros a la debilitada economía nacional.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar