EL LIBERTADOR logo

Miles de salvadoreños se congregan este sábado en la plaza Salvador del Mundo, para presenciar la beatificación de Monseñor Óscar Arnulfo Romero.

Agencias / EL LIBERTADOR

San Salvador. Miles de devotos junto a cardenales, obispos, sacerdotes y Jefes de Estado participan en la beatificación del mártir salvadoreño.

Miles de salvadoreños se congregan este sábado en la plaza del Divino Salvador del Mundo, en la capital del país centroamericano, para presenciar el acto de beatificación de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, recordado como "La Voz de los sin Voz".

El acto inició con la procesión de entrada de la Eucaristía donde se beatificará a Monseñor Romero.  El coro cantó "Alrededor de tu mesa venimos a recordar, que tu palabra es camino, tu cuerpo fraternidad", según la cuenta en Twitter @MonsRomeroBeato.

El cardenal Ángelo Amato ofreció las palabras iniciales de la misa. El siguiente paso es la canonización El proceso para la canonización de Monseñor Romero inició el 24 de marzo de 1990, cuando se introdujo la causa por todas las circunstancias mártires que tuvo su vida y muerte, pero la solicitud formal fue presentada el 12 de mayo de 1994. 

Tras concluir su fase diocesana en noviembre de 1996, un año después la Santa Sede aceptó la causa como válida, pero después quedó estancada y no fue hasta 2005 cuando la Congregación para la Causa de los Santos dio el visto bueno para que se continuase el proceso.  

En 2013 el proceso realmente fue acelerado, gracias al Papa Francisco, quien este año aprobó el decreto que reconoce el "martirio" de Monseñor Romero "in odium fidei", es decir, que fue asesinado por "odio a la fe". 

El "martirio" es decisivo para su beatificación, porque de esta forma no es necesario reconocer un milagro. Tras este paso, se podrá continuar el proceso hacia la canonización.

Monseñor Romero nació en una familia humilde de El Salvador el 15 de agosto 1917, en Ciudad Barrios departamento de San Miguel (este). Fue el segundo de ocho hermanos, hijo de Santos y Guadalupe. 

Fue un incansable luchador de los derechos humanos, abría las puertas de la Iglesia a los campesinos desplazados. Realizó denuncias de la violencia militar y fue asesinado en marzo de 1980 para callar su voz en pro de esta lucha. Fue ordenado sacerdote el 4 de abril de 1942 a la edad de 24 años.

La siguiente cronología marca los momentos más significativos de la vida de Romero:

1917

– 15 de agosto: Óscar Arnulfo Romero nace en Ciudad Barrios, departamento de San Miguel, 156 km. al noreste de San Salvador.

1942

– 4 de abril: Romero es ordenado sacerdote en Roma.

1944

– 11 de enero: oficia su primera misa en su natal Ciudad Barrios. Comienza su actividad pastoral en el departamento de San Miguel, que duró más de 20 años.

1967

– 8 DE junio: la Conferencia Episcopal de El Salvador (Cedes) nombra a Romero como su secretario. El cargo lo desempeñó hasta 1974.

1970

– 21 de abril: Romero es notificado por la Nunciatura Apostólica que ha sido nombrado obispo auxiliar de San Salvador.

1974

– 15 de octubre: Romero es designado obispo de Santiago de María, departamento de Usulután, 112 km. al este de San Salvador. Asume en diciembre.

1977

– 3 de febrero: es nombrado arzobispo de San Salvador. Se instala en el cargo el 22 de febrero.

– 12 de marzo: es asesinado el sacerdote jesuita Rutilio Grande, amigo y colaborador de Romero.

1978

– 14 de febrero: la Universidad Georgetown (EEUU) le entrega un doctorado honoris causa.

– 23 de noviembre: el parlamento británico lo nomina al Premio Nobel de la Paz, pero en ese año lo obtiene madre Teresa de Calcuta.

1980

– 30 de enero: visita a Juan Pablo II en el Vaticano.

– 2 de febrero: la universidad belga de Lovaina le confiere un doctorado Honoris Causa por defender los Derechos Humanos.

– 17 de febrero: Romero admite que mandó una carta al presidente de Estados Unidos, Jimmy Carter, en la que le pide detener la ayuda militar a El Salvador.

– 18 de febrero: con el fin de acallar a Romero, una potente bomba destruye la radio católica YSAX.

– 23 de marzo: en su última homilía dominical hace un vehemente llamamiento a policías y militares: “Ante una orden de matar que dé un hombre, debe de prevalecer la ley de Dios que dice ‘no matar’ (…) ningún soldado está obligado a obedecer una orden contra la ley de Dios (…) en nombre de Dios, pues, y en nombre de este sufrido pueblo, cuyos lamentos suben hasta el cielo cada día mas tumultuosos, les suplico, les ruego, les ordeno en nombre de Dios: cesen la represión”.

– 24 de marzo: es asesinado de un balazo en el pecho asestado por un francotirador, cuando oficiaba una misa en la capilla del hospital de cancerosos La Divina Providencia. Su muerte enciende una guerra civil, que duró 12 años (1980-1992) y dejó 75.000 muertos.

– 30 de marzo: monseñor Romero es sepultado en forma apresurada en una ceremonia presidida por el cardenal mexicano Ernesto Corripio Ahumada, quien no pudo finalizar la misa porque los asistentes fueron dispersados a balazos por fuerzas militares.

1990

– 24 de marzo: el arzobispo de San Salvador, Arturo Rivera, abre el proceso diocesano para canonizar a Romero. Se nombra al presbítero Rafael Urrutia como postulador local.

1993

– 15 de marzo: una Comisión de la Verdad de la ONU concluyó que el mayor del ejército y líder derechista Roberto d´Aubuisson, quien murió de cáncer en febrero de 1992, fue quien ordenó asesinar al arzobispo.

1996

– 1 de noviembre: Finaliza el proceso diocesano para la canonización y se envía a Roma el material sobre su vida de Romero a la Sagrada Congregación para la Causa de los Santos. Se nombra como postulador a monseñor Vincenzo Paglia, de Italia.

1997

– 4 de julio: se recibe de Roma el decreto donde se acepta la causa de Romero como válida.

2006

– 9 de abril: el cardenal José Saravia Martins, prefecto de la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, asegura que hace falta esclarecer si Romero fue asesinado por motivos religiosos o políticos.

2010

– 24 de marzo: el presidente izquierdista de El Salvador, Mauricio Funes, pidió perdón en nombre del Estado por el magnicidio y declaró a Romero “guía espiritual de la nación”.

2013

-21 de abril: El postulador de la causa de Romero, Vincenzo Paglia, anuncia que el papa Francisco desbloqueó el proceso de beatificación.

2015

– 3 de febrero: El papa Francisco firmó el decreto de beatificación que reconoció a Romero como mártir de la iglesia al ser asesinado “por odio a la fe”. 

 

 

– 23 de mayo: Fecha establecida para la  beatificación de Romero en San Salvador. (Redacción, Telesur, Diario Latino).

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar