Según las investigaciones efectuadas en contra de la estructura, el mandatario tendría conocimiento de la operación de la banda, que operaba en las principales aduanas de Guatemala, descubiertos por el Ministerio Público y la CICIG.

Agencias / EL LIBERTADOR

Ciudad de Guatemala. Los 13 magistrados por unanimidad decidieron enviar al Congreso el trámite de antejuicio contra el Presidente, por considerar que existen suficientes indicios de su participación dentro de la estructura La Línea, de acuerdo a la investigación del Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig).

A las 16 horas de este martes, el Congreso recibió oficialmente el expediente del antejuicio, el segundo en menos de 90 días en contra del Presidente. Se convocó a sesión para el próximo jueves a las 10 de la mañana, donde se deberá conocer e integrar la Comisión Pesquisidora.

En el memorial presentado el pasado 21 de agosto, tanto el MP Cicig, indican que se busca investigar a Pérez Molina por su posible vínculo con la red, pues habría cometido los delitos de asociación ilícita, caso especial de defraudación aduanera y cohecho pasivo, mismos delitos por los que se ligó a proceso a Roxana Baldetti.

Ese mismo día, un amplio operativo se desarrolló en el Centro Médico, un hospital privado, donde la ex vicepresidenta, Roxana Baldetti, permanecía internada por enfermedades gástricas.

Las autoridades siguieron a los supuestos integrantes de la estructura por medio de escuchas telefónicas y, en algunas se menciona a Pérez Molina y a Baldetti por apodos que refieren a su posición en el gobierno, entre los cuales destacan el "mero mero", "el uno", "la dos", "la dueña de la finca", o "la señora".

Además, se tiene una grabación en la que se escucha al mandatario pedir a Carlos Muñoz, exjefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), cambiar al jefe de Recursos Humanos de esa dependencia.

La estructura denominada La Línea surgió entre importadores y trabajadores de la SAT, los cuales convenían disminuir el pago arancelario a diversos productos, con la promesa de un pago, al cual llamaban cola.

Las pesquisas permitieron ubicar a las máximas autoridades de la SAT en la red. Muñoz y su predecesor al frente de la entidad, Omar Franco, fueron capturados y enfrentan a la justicia. 

También se halló que eran dos redes, una interna y otra externa, las cuales operaban en la SAT. (Prensa Libre). 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar