EL LIBERTADOR logo

Los números de la migración siguen elevándose alarmantemente, de acuerdo a los reportes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, desde octubre de 2018 a junio de 2019, han sido detenidos 688,000 migrantes, de ellos, 90,000 esperan el visto bueno para obtener un asilo político.

 

En octubre de 2018, la primera caravana de migrantes partió de San Pedro Sula, en principio está se formó por unas 4,000 personas, con el paso de los días y a medida avanzaban hasta México, el número incrementó a 15,000, con ciudadanos de otros países y con más “replicas” de la caravana inicial, un éxodo nunca visto en América.

 

 

Agencias / EL LIBERTADOR.

 


México.
El drama de los migrantes hondureños no cesa, a dos meses de cumplirse un año de la partida de la primera caravana de un éxodo nunca visto en América, los números de la Patrulla Fronteriza, exponen la emergencia en la que están los países del Triángulo Norte, especialmente Honduras.

 

De acuerdo con la Patrulla Fronteriza, desde octubre de 2018 hasta junio de 2019, han sido arrestados unos 688,000 migrantes. Según las estimaciones de Estados Unidos, la mayoría de indocumentados proceden de Guatemala, Honduras y El Salvador, naciones que tienen problemas similares en corrupción, violencia y marginación social.

 

En el caso de Honduras, la crisis social, económica y política, se ahondó a partir de la cuestionada reelección presidencial, que sumado a los índices de violencia, en alza en 2019, según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), las condiciones de pobreza en la que vive el 70 por ciento de la población, provocó la masiva huida de hondureños.

 

Según los reportes oficiales, en los “Tribunales Migratorios”, están activos 90,000 casos que esperan ser atendidos por el Gobierno de EE.UU., anhelando recibir un asilo político en ese país. En el caso de los hondureños, han sido cientos los que han expresado que a su tierra no pueden volver.

 

A partir de junio pasado, los migrantes han perdido la “buena fe” del Gobierno mexicano, “extorsionado” por Donald Trump de frenar la migración de centroamericanos, tema que en el pasado no era de interés.

 

En tanto, en Honduras la queja del pueblo sigue siendo la misma, culpan a EE.UU. de apoyar a un régimen ilegitimo que ha provocado miseria, muerte y corrupción.

Comentarios  

0 #1 Wilmer Ramos 27-07-2019 02:55
Hola soy Wilmer Sordos Estados unidos Amén todos bien Gracias Dios
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar