EL LIBERTADOR logo

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, tras una reunión con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo en conferencia de prensa, que ya no quiere que su país reciba dinero regalado. El mandatario instó a que El Salvador se plantea ser aliado de EE.UU., por ello mencionó que antes de recibir “cheques en blanco”, prefiere que se promueva la inversión a empresas locales.

 

 

 

Agencias / EL LIBERTADOR.

 

San Salvador. El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, ha dicho que ya no quiere que su país reciba dinero de Estados Unidos, al contrario, el mandatario instó al Gobierno de Donald Trump colabore con la promoción de inversiones para el pueblo salvadoreño.

 

“No queremos que nos siga regalando su dinero”, dijo Bukele tras una reunión con el secretario de Estado, Mike Pompeo. Y agrego que: “Claro, cualquier programa que quieran desarrollar será bienvenido, pero no queremos que nos regalen dinero, no queremos seguir pidiendo regalado, queremos ser aliados”.

 

Bukele enfatizó que El Salvador no busca “cheques en blanco”, porque según informó, en los últimos 30 años han recibido alrededor de 4,000 millones de dólares en cooperación, que no lograron mejorar las condiciones sociales del país a causa de la corrupción.

 

El presidente sostuvo una reunión con Pompeo, quien salió de gira por América Latina, trascendió en el encuentro, Bukele evitó el tema de las amenazas de Trump al “Triángulo Norte” debido a la migración. Hace algunos días, se viralizó que el mandatario salvadoreño, pediría a EE.UU. no ser ligado a Honduras y Guatemala, los otros países que conforman la estructura geopolítica antes mencionada.

 

Según el reporte de prensa salvadoreña, EE.UU. y El Salvador han fortalecido sus relaciones, y puntualmente, Bukele pidió que lo que busca su Gobierno es “que la gente no muera en los desiertos, que no los secuestren, que no vendan sus órganos, que las niñas no terminen violadas”.

 

Asimismo, reiteró que ambos países pretenden “promover inversiones en El Salvador, crear fuentes de trabajo y desarrollo económico. También, dijo que su gabinete trabaja para que el país pase a ser el tercero más seguro para los migrantes de Centroamérica.

 

En tanto, Pompeo dijo que El Salvador: “Es un país que puede ser modelo en el tema migratorio. Agregó que en conjunto con las fuerzas del orden, se debe luchar contra las actividades de las pandillas y promover la inversión a través de la empresa privada.  

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar