EL LIBERTADOR logo

La Inspectora de Seguridad Nacional de EE.UU. denuncia el “peligroso hacinamiento” y las pésimas condiciones en las cárceles para migrantes de Texas, cita en este artículo la corporación mediática alternativa estadounidense, Democracy Now.

 

La mayoría de los migrantes recluidos en campos de California son hondureños, al menos 60 por ciento, revela el registro de migración mexicano. A pesar de eso, el gobierno de Honduras no se pronuncia y se diluye en un mandato que desaprueba la población; en tanto, el crimen, los naufragios y zancudos dejan decenas de muertos, exponen noticias que trascienden a través de Periódico EL LIBERTADOR.

 

Crédito de foto: Department of Homeland Security

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Washington. Un reciente informe condenatorio acompañado de impactantes fotos realizado por el organismo de control interno del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos se suma a las crecientes protestas por las condiciones de detención de personas que solicitan asilo en la frontera entre Estados Unidos y México.

 

La inspectora general adjunta Jennifer Costello exhortó al Departamento de Seguridad Nacional a “tomar medidas de inmediato para mitigar el peligroso hacinamiento y la prolongada detención de menores y adultos en el Valle del Río Grande” —una región fronteriza con México situada en el extremo sur del estado de Texas—.

 

El informe destaca que los migrantes se encuentran detenidos sin comida suficiente ni acceso a atención sanitaria. Algunos menores no habían recibido una sola comida caliente desde que fueron encarcelados y rogaban no ser regresados a sus celdas. Los inspectores observaron que más de 2.500 menores han estado detenidos por más de los tres días permitidos en base a una importante resolución judicial conocida como el Acuerdo de Flores.

 

Las fotografías que acompañan el informe muestran condiciones extremas de hacinamiento. Algunas fotos muestran a personas amontonadas en celdas en que solo podían estar de pie y a solicitantes de asilo que sostienen carteles con mensajes para los inspectores, uno de los cuales dice “ayuda”.

 

La Radio Nacional Pública de Estados Unidos informa que el DHS busca actualmente nuevos sitios para la detención de menores migrantes en varios estados del sur.

Por otra parte, los legisladores continúan realizando visitas a cárceles de inmigrantes. La congresista Frederica Wilson encabezó una delegación, integrada entre otros por el congresista John Lewis, que visitó el martes el centro de detención de Homestead en Florida.

 

¡CÁRCEL NO!

Un juez federal del estado de Washington impidió la aplicación de un plan del Gobierno de Trump por el que se encarcelaría a los solicitantes de asilo mientras esperan la resolución de su caso. La política, cuya entrada en vigor estaba prevista para este mes, habría impedido que los solicitantes de asilo accedieran a audiencias para solicitar la libertad bajo fianza.

 

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés), que entabló la demanda junto a otras organizaciones en defensa de los derechos, celebró el fallo y declaró: “Por más que lo intente, el Gobierno no puede evadir la Constitución en un intento de disuadir y castigar a los solicitantes de asilo que piden amparo.

 

Este fallo proporcionará el tan esperado alivio a personas detenidas en condiciones crueles e inhumanas mientras que transitan el proceso de solicitud de asilo”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar