EL LIBERTADOR logo

Miles de migrantes acelerón su paso para cruzar de Guatemala a México para evitar un enfrentamiento con los más de 6,000 efectivos de la Guardia Nacional mexicana que el Gobierno movilizó para reducir el flujo migratorio.

 

Desde hace varias semanas, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó con imponer alzas arancelarias a todos los productos mexicanos si su Gobierno no detenía las caravanas de migrantes.

 

 

Agencias / EL LIBERTADOR.

 

Ciudad Hidalgo, Chiapas. Miles de migrantes centroamericanos que atravesaban la frontera entre Guatemala y México, apresuraron el paso para ingresar a tierras aztecas, luego que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, diera la orden de enviar 6,000 efectivos de la recién creada Guardia Nacional a su frontera sur.

 

Los migrantes han preferido evitar un enfrentamiento con las autoridades mexicanas, ya que su deseo es tener una ayuda humanitaria, porque en reiteradas ocasiones han dicho que no pueden volver a sus países de origen.

 

En ese contexto, el hondureño Melvin Ochoa, que viaja con su hija de 20 meses y su esposa embarazada, dijo a la prensa mexicana que: “Nos dio prisa. Estoy presionado para continuar más rápido para que no nos atrapen”.

 

“Nos dijeron que iba a llegar la Guardia Nacional”, agregó el migrante, quien expuso que “es peor quedarse allá”, ya que contó que en Honduras la familia huyó de prestamistas afiliados a una banda criminal que les exigía dinero incluso después de haberles pagado. 

 

La decisión del Gobierno mexicano, de enviar a la Guardia Nacional a las fronteras, está relacionada a las amenazas del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien advirtió en subir hasta un 25 por ciento los aranceles de exportación e importación a todos los productos mexicanos.

 

La amenaza siguen en pie a pesar de que México es el segundo mayor socio de ese país. El acuerdo entre el Gobierno mexicano y Washington, fue detener el aumento del flujo de migrantes. En consecuencia, se reforzó el control de la frontera a partir del miércoles pasado.

 

Hace unas semanas la Guardia Nacional fue creada formalmente, lo que complica el despliegue de la fuerza policial militarizada a lo largo de la frontera. Según testigos oficiales, hasta hoy no se ha encontrado presencia policial, por lo que el flujo de migrantes es normal, según los funcionarios de migración que permanecen en el puente que une a México y Guatemala.

 

López Obrador, calificó la amenaza como “injusta”, pero prometió evitar una confrontación con EE.UU., porque sus leyes migratorias han cambiado. La posibilidad de que México selle adecuadamente la frontera sur en 45 días, es remota puesto que EE.UU. nunca tomó acción sobre ella, explicó el subsecretario de relaciones exteriores de México, Andrés Rozental.

 

La constante crisis que viven los países del Triángulo Norte, conformado por Honduras, Guatemala y El Salvador, mantiene los altos índices de migración. Ya que sumado a la falta de oportunidades y economías raquíticas, hace que miles de centroamericanos, especialmente hondureños, decidan salir de manera ilegal en nutridos grupos hacia el país norteamericano.

Comentarios  

0 #1 elsa 15-06-2019 16:39
Que el gobierno de Honduras le mande recursos a México para mantener a tanto delincuente wevon y rijoso que ha enviado a nuestro país! Honduras es responsable de esta invasion
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar