En una semana la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, ha informado la detención de 10,000 migrantes, sólo en el sector de Mc Allen, Estado de Texas, considerado ya por las autoridades uno de los “más altos totales semanales en ese sector”.

 

 

Agencias / EL LIBERTADOR.

 

Texas. Hoy ha trascendido que en una semana la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos, detuvo en una semana a diez mil migrantes centroamericanos en el sector de Mc Allen, Texas.

 

Según el reporte de esta unidad de Seguridad estadounidense, esta cifra significa: “Uno de los más altos totales semanales en ese sector”. De ese modo, se ha reflejado que la crisis humanitaria en la región centroamericana, principalmente en Honduras, Guatemala y El Salvador, sigue.

 

Por otro lado, se ha reportado que las estaciones de detención, que ya son comparados por organismos de derechos humanos a los campos de concentración de guerra, hay más de 7,000 indocumentados bajo custodia.

 

En tanto, el jefe de corporación del sector del Valle Río Grande, Rodolfo Karisch, alertó que: “Un número de extranjeros sin precedentes continúan llegando a medida que miles de personas ingresan al sur de Texas”.

 

Dijo que sólo el sábado 4 de mayo, más de 2,400 migrantes fueron detenidos. Y, afirmó que a la tasa actual, “se espera que el sector RGV (Río Grande Valley) supere la afluencia de migración masiva experimentada en 2014”.

 

Añadió también que: “Hemos superado nuestra capacidad y estamos haciendo todo lo posible para alojar a los inmigrantes en un lugar humano y transferirlos dentro y fuera de manera oportuna, ya que ninguna de las instalaciones de la Patrulla Fronteriza, incluida la de Donna, está destinada a ser un centro de detención a largo plazo”.

 

El funcionario aseguró que pronto los migrantes pasaran a ser custodiados por la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas. Ayer, trascendió que el Gobierno de Trump, plantea ofrecer 30,000 visas temporales para migrantes.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar