EL LIBERTADOR logo

Un grupo de mujeres y hombres que conforman el éxodo migrante, que desde el 19 de octubre entró a México, informó que iniciaran una huelga de hambre para que el Gobierno de Estados Unidos, acelere el proceso de revisión de peticiones de asilo.

 

Además, el periodista hondureño, Cesar Silva, reportó que activistas sociales de EE.UU., formaran un puente humano para que los migrantes puedan entrar a ese país.   

 

 

 

Agencias / EL LIBERTADOR

 

Tijuana, México. Migrantes apostados en la ciudad mexicana de Tijuana iniciaron una huelga de hambre como una forma de presión para pedir que el Gobierno de Estados Unidos aumente el número de peticiones de asilo que tramita diariamente.

 

Una comisión formada por mujeres y hombres ofreció el jueves una conferencia de prensa en representación de los más de 6,000 centroamericanos que se encuentran en Tijuana. “Vamos a iniciar una huelga de hambre”, dijo Xóchitl Castillo, quien explicó que la acción la llevarán a cabo en las oficinas del Instituto Nacional de Migración (INM), y será “por tiempo indefinido”.

 

Añadió que intentarán un acercamiento con las autoridades de migración y recordó que el objetivo es que Estados Unidos aumente el número de personas a las que se les atiende diariamente, de 40 a 50.

 

“Es un derecho (pedir asilo), hemos tomado la decisión de la huelga de hambre y lo haremos”, apuntó una hondureña. Antes de que se diera una llegada masiva de migrantes en Tijuana, ya había una lista previa de peticiones de más de 1,500 personas y sugirieron que se dé una atención alterna tanto a migrantes de México, de los estados de Guerrero y Michoacán como Centroamérica.

 

“No queremos entrar antes que ellos, queremos una entrada pareja, 10 de Michoacán 10 de Guerrero y 10 de nosotros para ir avanzando”, apuntó otro representante del éxodo. Aceptaron que podrían trasladarse a otro punto de la frontera México-Estados Unidos en caso de que se les garantice que los atenderán y señalaron que se decidieron por Tijuana “porque es una ciudad segura”.

 

Los representantes negaron cualquier tipo de liderazgo dentro de la caravana, cuyo grueso se mantiene en el albergue instalado en la unidad deportiva “Benito Juárez” en un día con fuertes lluvias, que se anuncian por más de 72 horas.

 

El gobierno de México habilitó este viernes un segundo albergue para los migrantes centroamericanos ante el hacinamiento de unos 6,000 en la unidad deportiva que ocuparon al llegar hace dos semanas a la fronteriza ciudad mexicana de Tijuana.

 

El INM de México, apoyado por policías municipales y federales, iniciaron la concentración de migrantes para llevarlos a un refugio cercano a la colonia Mariano Matamoros, denominado "El Barretal", en el este de Tijuana.

 

El nuevo albergue tiene capacidad para 7,500 personas, de las cuales 3,500 estarían bajo techo y se localiza a unos 14 kilómetros de distancia de la Garita de Otay. La prioridad para el traslado son niños, mujeres, personas de la tercera edad y los que tienen problemas de salud, además de los adultos que han expresado su voluntad de ser reubicados, señalaron las autoridades.

 

El pronóstico del tiempo para esa región de México prevé lluvias fuertes en Tijuana, que pueden recrudecer los encharcamientos que dificultan la vida de los migrantes en el primer albergue en la unidad deportiva "Benito Juárez".

 

Las autoridades consideran que en algunas partes del deportivo las condiciones no son favorables para que permanezcan los migrantes ya que la lluvia provocó charcos.

 

Según autoridades mexicanas, al menos 14 mil hondureños ingresaron a ese país, y de momento la estimación actual es de unos 9,000 centroamericanos, quienes llegaron a México desde el 19 de octubre en distintos grupos, de los cuales más de 7,000 arribaron a Mexicali y Tijuana, para desde allí pedir asilo en Estados Unidos y otros 2,000 en otros lugares del país.

 

De acuerdo con el periodista hondureño, Cesar Silva, de Une TV, que se encuentra en la ciudad dando cobertura al acontecer del éxodo, un grupo de activistas de derechos humanos de EE.UU., tienen previsto crear un puente humano para que los migrantes puedan entrar a ese país. El reportero mencionó lo anterior luego de entrevistar a varios centroamericanos.

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar