EL LIBERTADOR logo

El inusual aterrizaje de la aeronave puso en alerta a los cuerpos de investigación; elementos de la Fuerza Naval, Fuerza Aérea, Policía de Fronteras y caninos inspeccionaron el aparato sin encontrar ninguna irregularidad.

 

Agencias / EL LIBERTADOR

 

Ciudad de México. Una avioneta procedente de México fue decomisada en el aeropuerto internacional Juan Manuel Gálvez de Roatán, Islas de la Bahía, en el Caribe hondureño.

Según portales informativos de aquel país, la aeronave Lear Jet-25-B con matrícula mexicana XB-LTD, procedente de Toluca, Estado de México, llegó a las 8 de la mañana al aeropuerto, lo que despertó sospechas en las autoridades ante la alerta por el posible ingreso del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán a esa nación centroamericana.

 

Las autoridades indicaron que la aeronave realizó un “aterrizaje sospechoso” la noche del jueves en la terminal.

Los tripulantes, de nacionalidad mexicana, fueron identificados como Carlos Rafael Ramírez, Enrique Gaona Areas y Víctor Alberto Calderón, quien fue detenido. Los otros dos hombres lograron salir de Honduras en un vuelo comercial que tenía como destino el Distrito Federal, informó el vocero de Seguridad, Leonel Sauceda.

Calderón, originario del DF y residente de Nuevo León, declaró que la avioneta fue trasladada a Honduras para venderla o arrendarla, versión que aún no ha sido confirmada por las autoridades.

Indicó que él se quedó como encargado para establecer un contacto para la renta o venta de la aeronave.

Sauceda agregó que lo extraño del caso es que las luces del aeropuerto se apagaron en el momento en que la nave aterrizó.

“El mexicano asegura que viene como intermediario en la compraventa del avión para una persona que no conoce y que las referencias que tiene es que es empleado de una empresa privada con quien tenía que contactarse, pero no llegó”.

Se investiga quién es la persona que en Honduras está interesada en adquirir o rentar la nave, dijo el vocero judicial.

El inusual aterrizaje de la aeronave puso en alerta a todos los cuerpos de investigación y de reacción tras lo cual elementos de la Fuerza Naval, Fuerza Aérea, Policía de Fronteras y dos binomios caninos inspeccionaron el aparato sin encontrar ninguna irregularidad.

Sin embargo, la Policía no confirmó si en el vuelo además de las tres personas, se transportaba alguien más que se habría bajado y desplazado en Honduras.

“Conforme al plan de vuelo, solo venían tres personas, buscaban un contacto, pero no apareció”, dijo Sauceda.

La Policía de Honduras activó una alerta luego de la fuga del narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán del penal de alta seguridad del Altiplano, el pasado sábado 11.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar