El expresidente de Panamá, Ricardo Martinelli, fue entregado hoy por el gobierno estadounidense a las autoridades de su país, allí será juzgado por el espionaje de 150 personas, el exmandatario fue llevado encadenado. 

 

Aunque hace algunas semanas alegó que si era extraditado a Panamá, sería torturado, Martinelli, dijo a los periodistas que estaba listo para ver el mundial y según sus abogados, presentará candidatura a alcalde, diputado o vicepresidente, mofándose de la justicia de su país.

 

 

Agencias / EL LIBERTADOR

 

Panamá. Este lunes llegó a tierras panameñas el expresidente de ese país, Ricardo Martinelli, luego de que el pasado fin de semana, el gobierno de Estados Unidos aceptara deportar y presentarlo ante la justicia del país centroamericano.

 

Las autoridades panameñas informaron que a eso de las 9:00 de la mañana, el gobierno norteamericano entregó en territorio panameño al exfuncionario. Tres horas antes, Martinelli salió desde el aeropuerto Opa Locka de Miami.

 

El exmandatario al momento de abordar, tuvo oportunidad para saludar a los periodistas que documentaban el suceso, Martinelli con un tono burlesco afirmó: “¡Estoy listo para ver el Mundial!”, haciendo alusión al torneo que disputará la selección de su país por primera vez en la historia.

 

Cabe destacar que Martinelli es acusado de espionaje, ya que según la Justicia panameña, el exmandatario cometió el delito de escuchas ilegales cuando gobernó de 2009 a 2014, cometiendo el acto para obtener información sobre 150 opositores suyos y además tiene cargos por malversación de fondos.

 

Se conoció que el gobierno panameño pidió hoy a EE.UU. la extradición de los Ricardo y Luis Enrique Martinelli, hijos del expresidente. La solicitud viene porque se les acusa de formar parte del escandaloso caso de la constructura Odebrecht, a quien le cobraron 56 millones de dólares por “comisiones”.

 

De acuerdo a la información de medios locales, Martinelli tiene un historial de casos de corrupción, pero solo será juzgado por espionaje debido al convenio de extradición con EE.UU., cabe recordar que antes de retornar a Panamá, guardaba prisión en Miami.  

 

Insólitamente, un representante de Martinelli, informó que tiene pensado presentar su candidatura como alcalde, diputado e incluso vicepresidente, mofándose de la justicia panameña. El magnate de los supermercados huyó a EE.UU. para evitar los cargos por corrupción, allí fue arrestado el 12 de junio de 2017. Semanas atrás alegó que de ser extraditado, será torturado.

 

Según Martinelli, la extradición es una venganza del actual presidente Juan Carlos Varela, quien en su momento fungió como vicepresidente y presuntamente “traicionó” al magnate. Sus apoderados legales cuestionaron a EE.UU. reprochando que su cliente había hecho favores y que el presidente actual, ha tomado decisiones nocivas para ellos.

 

En una carta, el propio Martinelli recordó que “cuando la CIA (Agencia Central de Inteligencia) me pidió que interceptara un barco norcoreano que estaba dejando Cuba y cruzaba el canal de Panamá, yo no pestañeé”.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar