El diario “El Universal” de México, ha informado recientemente que el 80 por ciento de los migrantes que forman parte de la caravana de indocumentados, son de origen hondureño. Según este rotativo, el desfile de centroamericanos culminará en la Ciudad de México; sin embargo, hay mucha intención de los “nómadas” de seguir hasta la frontera con Estados Unidos.

 

 

Agencias / EL LIBERTADOR

 

México. La caravana que en los últimos días ha alarmado al presidente de Estados Unidos Donald Trump, está formada en un 80 por ciento de hondureños, según informó el periódico mexicano “El Universal”.  

 

El rotativo mencionó que más de mil centroamericanos recorren la tierra azteca para llegar a la frontera con EE.UU.; sin embargo, este miércoles la Organización No Gubernamental “Pueblo Sin Fronteras”, explicó que se acompañará a los migrantes hasta su llegada a la Ciudad de México (CDMX).

 

“Nuestro trabajo termina en Ciudad de México y si otras personas necesitan acompañamiento, tenemos equipo de apoyo en la frontera, pero ellos tendrán que viajar por su cuenta”, dijo el director de la ONG Irineo Mujica.

 

Pueblo Sin Fronteras, realiza este simbólico “viacrucis” desde 2010 para visibilizar el drama de los migrantes a su paso por México. En ese sentido, decenas de migrantes centroamericanos que se encuentran desde el fin de semana en la comunidad de Matías Romero del sureño estado de Oaxaca, se preparaban ya para seguir por su cuenta el recorrido.

 

Algunos de ellos, incluso cuentan con visas para transitar por México durante 30 días, Mujica explicó que este año la principal dificultad ha sido el número de personas, pues el 25 de marzo arrancaron con cerca de 1.500 en Tapachula, fronteriza con Guatemala.

 

Reconoció que la intención inicial era llegar a la frontera, pero la dimensión de la caravana los ha superado. "Viajan demasiados niños, 450, hay muchos bebés y subirnos al tren, como hacíamos antes, sería una locura", añadió Mujica.

 

Por otro lado, el “estado de alerta” de Trump ha puesto en marcha un posible desplazamiento de la Guardia Nacional a la frontera. Según medios estadounidenses, en la caravana de este año muchos centroamericanos viajan con “ropas andrajosas desde el sur de México rumbo a la frontera norte”.

 

Por esta condición, el “magnate” ha presionado a las autoridades mexicanas para detener la caravana, cabe destacar que el país mexicano se unió el gobierno de Barack Obama para deportar migrantes, sobre todo menores de edad que buscan el “sueño americano” sin compañía.     

 

“El 80 por ciento de los que integran la caravana son hondureños y el resto salvadoreños, nicaragüenses y guatemaltecos”, afirmó El Universal. Se conoció que los “catrachos” en su recorrido han gritado en coro “we want JOH out”, en referencia al grito popular “¡Fuera JOH!”, en contra del gobernante que se reeligió ilegalmente, según la Constitución, Juan Orlando Hernández.

 

Según informes, a partir de diciembre de 2017, hubo un repunte de hondureños que partieron rumbo a EE.UU. por la vía ilegal, el doctor en economía Hugo Noé Pinto, declaró esta mañana que ese es el resultado de la crisis política que vino a raíz de la reelección presidencial. De momento, la prensa tradicional hondureña ha guardado silencio.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar