Los alterados recibos de servicios públicos no dan tregua a los hondureños, que con impotencia por el encierro, no tienen más opción que llamar para reclamar indignados por el aumento irracional en el costo de energía, gestión que naufraga en el aprendido juego de palabras de empleados de la Empresa Energía Honduras (EEH).

 

El Gobierno de Honduras fue incapaz de establecer una estrategia para ayudar a la población siquiera en lo básico durante la peste, que si pudieron otros gobiernos al pactar con el sector privado, entre otros, la suspensión o condonación del pago de servicios públicos por al menos tres meses.

 

 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa.- “En río revuelto, ganancia de pescadores”, reza el refrán. Eso es lo que precisamente está pasando en el país, sobre todo en las ciudades, en donde pese a la emergencia sanitaria por la que atraviesa la nación por el brote del Covid-19, instituciones públicas y privadas están aplicando cobros abusivos por servicios de energía eléctrica, agua, telecomunicaciones y servicios de Internet entre otros.

 

Así lo han denunciado a este rotativo varios perjudicados en donde para el caso, el Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillado (SANAA) está aplicando cobros de hasta tres veces más de lo calculado según tarifa en varias colonias de la capital.

 

“Estos del SANAA son groseros, como no pueden venir a tomar lectura a los medidores, calculan lo que les pega la gana y aumentan exageradamente el consumo, viendo en la emergencia en que estamos”, dijo en un tono de molestia,  Emelda Cruz, vecina de Tegucigalpa.

 

Y es que el malestar de Cruz tiene justificación, ya que mostró un recibo del mes de febrero por 346.56 lempiras y ahora que quiso pagar el servicio de marzo por interbanca (pago electrónico) a través de una institución financiera, le aparece un monto a pagar de 1,000.25 lempiras, el cual mostró mediante captura de imagen de su celular.

 

ESTAFA CON ENERGÍA

Lo mismo sucede con los servicios de energía y telecomunicaciones, donde según informaron en principio, los empleados de estas entidades tomaron como referencia los últimos pagos con un aumento adicional desde 30 hasta 70 por ciento de incremento, según denuncias. Las redes sociales de EL LIBERTADOR, reciben de manera constante los reclamos de la ciudadanía y consideran que el Gobierno y la EEH, “son ladrones, dedicados al robo de los consumidores”.

 

Igual las compañías de Internet están haciendo de las suyas y están cobrando el servicio a todos sus clientes en su mayoría empresas, aunque no lo estén utilizando por el cierre que obligó la cuarentena desde el 16 de marzo de 2020 donde inició el toque de queda.

 

De entrada por los excesivos aumentos en la factura de energía, hubo reclamos y quejas de los consumidores residenciales y empresariales, ante eso, los ejecutivos de la cuestionada Empresa Energía Honduras (EEH), reaccionaron de mala gana y dijeron que iban a rectificar las lecturas, pero que con los nuevos valores algunos serían afectados y otros beneficiados sin explicar el porqué. Y en efecto, de nuevo hay reclamos por aumentos exagerados en las facturas de energía de miles de hondureños.

 

EEH SE DEFIENDE

Ricardo Roa Barragán, gerente de la EEH, ha dicho que aunque los negocios estén cerrados pueden hacer uso de una figura denominada “Promedio” (calcular la factura en función del historial de consumo), que al principio de la pandemia el gobierno aprobó como una medida de fuerza mayor para evitar la propagación del Covid-19 en el país, evitando que los empleados de esa entidad salgan a las calles a tomar las respectivas lecturas en barrios y colonias. La medida no funcionó como tampoco ha funcionado hasta este día el cobro justo por consumo de energía en los hogares hondureños.

 

Esta situación viene a agravarse, ya que además de ser ingrata porque si en una empresa no hay actividad, no puede haber gasto de energía eléctrica, no obstante, el famoso “Promedio”  que se basaría en los últimos tres meses previos a la emergencia así como señalaron las autoridades de la EEH, al final no tuvo buenos resultados para los consumidores y el Gobierno muestra una indiferencia total.

 

El gerente de la EEH advirtió hace unas semanas a los hogares donde según él se han presentado aumentos en la utilización de energía eléctrica, debido a la cuarentena, que “ese abuso” se verá reflejado en la factura al final del mes, y como respuesta varia gente respondió, ¿cómo saber si ha habido aumento en el consumo de ese servicio si no se ha ido a tomar la lectura respectiva?... eso es una cortina de humo, para justificar el desmedido y abusivo incremento, critican los consumidores.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar