La contribución de varias universidades del Reino Unido, bajo una nueva técnica, logró que un hombre infectado con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), pasará a la historia como el primer humano en curarse de la enfermedad, a pesar de la alentadora noticia, los especialistas esperaran nuevos diagnósticos en los próximos meses.   

Agencias / EL LIBERTADOR

 

Reino Unido. Gracias a la cooperación de las universidades Oxford y Cambridge de los londinenses Imperial College, University College y Kings' College, un hombre de 44 años y portador del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), ha pasado a la historia como el primer ser humano que ha sido curado de la enfermedad.

 

Según el artículo que publicó este día el diario británico “The Times”, el hombre es el primero de un grupo de 50 personas que fueron sometidas a una técnica desarrollada por las universidades.

 

Los últimos análisis realizados, mostraron que el virus ya no estaba presente en la sangre del paciente, a pesar de eso, los expertos conservan la calma, y esperarán unos meses para declararlo completamente curado.

 

Pero si se confirmó que el paciente fue curado, al menos temporalmente de la terrible enfermedad, que solo en 2015 cobró la vida de 1.1 millones de personas en el mundo, según el informe de la ONUSIDA, un programa de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA.

 

El método empleado por las universidades fue creado para localizar y destruir el virus en todas las células del cuerpo, incluyendo en aquellas que no se encuentra activo.

 

Sarah Fidler, especialista de la Escuela Imperial de Londres afirmó que “el tratamiento ha sido específicamente diseñado para limpiar el cuerpo de todas las células con VIH, incluso las células pasivas”.

 

En el proceso de limpieza del cuerpo, el paciente es sometido a una vacuna, la cual tiene el propósito de que el sistema inmunológico del cuerpo, adquiera la capacidad de detectar las células infectadas, posteriormente  se aplica una droga que logra que las células pasivas produzcan proteínas.

 

Esto conlleva que las células pasen a ser activas; y finalmente son localizadas y eliminadas por el cuerpo. Si la técnica es confirmada por los especialistas como “exitosa”, se estima que cambiaría la vida de unas 37 millones de personas infectadas en el mundo.

 

En 2007 el estadounidense Timothy Brown fue considerado la primera persona en curarse del virus, a través de un proceso de cambio de médula ósea, sin embargo los médicos acreditaron a la cura, el efecto de una mutación genética.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar