El juez y aspirante a magistrado del Poder Judicial hondureño, Jorge Alberto Zelaya Zaldaña (foto), amenazó en el marco del golpe de Estado de 2009 al director del periódico EL LIBERTADOR, Jhonny José Lagos Henríquez, con encarcelarlo si seguía promoviendo la libertad de expresión y consultarle a la sociedad si quería o no una nueva Carta Magna. 

 

Un sonriente titular del Poder Legislativo, Mauricio Oliva, repitió, contrario a la voluntad de la mayoría de sectores de la sociedad hondureña, que podría realizar mediante voto secreto la elección de los nuevos magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que regirán la cuestionada justicia nacional en el periodo 2016-2013.

El integrante de la Junta, Jorge Machado, informó que Rolando Argueta (foto) fue denunciado por traficar con influencias y de tener relación con defensores de mafiosos y estrecho contacto con la cúpula del Partido Nacional.

 

En cuanto a la declaración de miembros de la Junta Nominadora que los resultados de las pruebas de confianza pertenecen al Consejo de Seguridad y Defensa Nacional, la titular del IAIP, Doris Madrid, reiteró que “esa información es propiedad de pueblo”.

 

EL LIBERTADOR ha venido publicando en exclusiva cómo se comienza a configurar el escenario para la nueva instalación del próximo a partir del 25 de enero; no obstante, hacen falta tres diputados para que haya votación. Las conspiraciones abundan sobre el tema.