La bancada de Libertad y Refundación (Libre), reafirmó que votará contra la nómina de 45 candidatos a magistrados al Poder Judicial de Honduras; en cambio, el Partido Anticorrupción (Pac) votará “por los mejores”. La papeleta (foto), contendrá el nombre de los postulantes a un curul en la Corte Suprema de Justicia. 

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El Congreso hondureño determinó que se realizará la elección de los candidatos a magistrados al Poder Judicial, mediante voto de los 128 diputados.

 

El secretario del Parlamento, Mario Pérez, dio explicación de cómo se realizará la votación, conforme al artículo 311 constitucional; la secretaría de la asamblea realizará un censo de los asistentes a la votación.

 

Cada parlamentario deberá marcar un máximo de 15 marcas de un total de 45 fotos de los aspirantes, ,los cuales serán firmados por el presidente y secretario de este poder público.

 

Se podrá marcar “sí”, “no” o abstención que serán válidos. Asimismo, se instalarán unas seis cabinas, donde cada congresista depositará su voto en urna transparente.

 

Si los 15 postulantes logran alcanzar el total de 86 marcas -que será la mayoría calificada como exige la Constitución- serán juramentados en el cargo de magistrados del Poder Judicial.

 

Respecto a las prohibiciones, no se permitirá el ingreso a las cabinas de votación de teléfonos celulares, ya que se respetará -según Pérez- “el principio de secretividad”, por lo que la elección de los altos jueces será en privado.

 

Asimismo, se instalarán seis cabinas de votación y una única urna transparente donde cada diputado introducirá la papeleta.

 

Una vez iniciado el proceso, el secretario de la directiva llamará individualmente y por orden alfabético alternado de sus apellidos a todos los diputados para ejercer la votación.

 

Habiendo concluido el proceso de votación de los diputados presentes en el pleno, el presidente del Congreso Nacional declarará cerrada la votación.

 

Cada diputado debe consignar en la papeleta un máximo de 15 marcas individuales por el sí, cada una de ellas dentro del recuadro que comprende la fotografía, el nombre, el espacio en blanco para marcar donde se encuentre el número asignado al nominado.

 

El proceso de escrutinio será público y abierto, para lo cual se instalará una mesa con representación de todas las bancadas políticas, integrada por un presidente, un secretario, un escrutador y el resto serán vocales, todos ellos nombrados por el presidente del Congreso Nacional a propuesta de los jefes de bancada.

 

Cerrada la votación, la mesa escrutadora, integrada por un representante de cada uno de los siete partidos representados en la Cámara Legislativa, procederá de forma inmediata a realizar el escrutinio, el cual debe hacerse de forma pública en el hemiciclo legislativo.

 

Al final del escrutinio los miembros de esta mesa deben consignar los resultados obtenidos en la elección en un acta de cierre, estableciendo en ella los resultados, la secretaría del Congreso Nacional levantará el acta correspondiente.

 

En caso de que más de 15 aspirantes superen el mínimo de 86 marcas, se tomarán como electos los 15 que tengan la mayor votación. De existir empate entre dos o más nominados que haga imposible completar la nómina, se practicará una votación únicamente con los nominados que resultaron empatados.

 

El partido Libertad y Refundación (Libre), reafirmó que hará su voto público, pero será en contra de la nómina de los aspirantes a magistrados. El diputado del Pac, David Reyes, dijo que votarán por los “más decentes”.

 

Vamos a votar en contra de esa planilla”, dijo a EL LIBERTADOR la subjefa de bancada de Libre, Scherly Arriaga. 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar