Las bancadas de oposición han obligado al bipartidismo a ceder para poder conformar una nueva Corte Suprema de Justicia. El presidente del Parlamento, Mauricio Oliva, ha creado una comisión para crear el mecanismo de cómo se escogerán a los candidatos a magistrados.

 

De la comisión fue excluida la diputada del Pinu, Doris Gutiérrez, quien tildó de “mentiroso” a Mauricio Oliva; en tanto, el nacionalista Antonio Rivera trató de justificar la medida al señalar que “sólo tienen un diputado”.

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El bipartidismo hondureño ha tenido que ceder sus pretensiones de imponer Corte Suprema de Justicia para favorecer intereses continuistas del oficialismo.

 

Y es que han tenido que incluir a la oposición para crear un reglamento que dará la ruta de cómo se seleccionarán a los candidatos a magistrados mediante votación, ya sea pública o secreta como ya ordena el artículo 311 constitucional, referente a la conformación de los altos jueces del Poder Judicial.

 

El titular del Congreso hondureño, Mauricio Oliva, fue breve en el nombramiento de otra comisión compuesta por los jefes de bancada de todos los partidos políticos, excepto el opositor Pinu, representado por Doris Gutiérrez y el pro oficialista Unificación Democrática (izquierda) con Edwin Pavón como único parlamentario.

 

La comisión estará compuesta por el secretario del Parlamento, el nacionalista Mario Pérez; la liberal Gabriela Núñez; el expresidente y jefe de bancada de Libre, Manuel Zelaya; la diputada Anticorrupción, Ana Fortín; el derechista demócrata cristiano, Augusto Cruz y la tránsfuga Jenny Murillo.

 

Este grupo deberá crear un reglamento que servirá para implementar la hoja de ruta para la escogencia de los 45 aspirantes a sustituir a los actuales 15 magistrados que aún se mantienen en sus cargos.

 

No obstante, el partido Libertad y Refundación exige que se abran los expedientes de los más de 200 notarios que concursaron para acceder a la plaza de magistrado.

 

“Es un derecho que tenemos nosotros de conocer cómo fueron seleccionados los candidatos a magistrados, necesitamos saber qué mecanismos fueron implementados para que clasificaran a las siguientes etapas de evaluación”, dijo Zelaya, al saber que fue nombrado.

 

En tanto, Oliva aseguró en tono soberbio que se dio participación a las bancadas opositoras para “que tengan espacio de participar”.

 

El funcionario responsabilizó a Libre de “romper el orden constitucional”, al no votar por la planilla impuesta por el bipartidismo, que proponía como candidatos, entre ellos, al exjefe de fiscales Rolando Argueta, el violador de derechos humanos Jorge Alberto Zelaya Zaldaña, el notario Reynaldo Hernández.     

Oliva había permanecido en un profundo silencio al saber que lo logró reunir los 86 votos para investir la nueva corte, cuyos miembros son incondicionales del presidente Juan Hernández; también son originarios de Lempira, lugar de nacimiento del gobernante y con una amplia experiencia en activismo político.

 

En tanto, la parlamentaria pinuista Doris Gutiérrez tildó de “mentiroso” a Oliva y sus ayudantes Mario Pérez y Tomás Zambrano, ya que “son mentirosos, excluyentes y nos tienen miedo”.  

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar