Con la presentación de un video documental, sobre el crimen de Margarita Murillo, ejecutada por sicarios el años anterior, campesinas y feministas hondureñas conmemoraron el día internacional de la mujer rural que se llevará a cabo este 15 de octubre.

Redacción Central / EL LIBERTADOR

Tegucigalpa. La coordinadora del Foro Social Valle de Sula Margarita Murillo, Suyapa Castro, señaló que falta mucha institucionalidad y mucha efectividad para resolver el estado de impunidad en el país y como consecuencia a esto existe un 96 por ciento de asesinatos sin resolver.

“Ha habido voluntad de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) y el Ministerio Publico, sin embargo no hay recursos para la investigación, hacer un vaciado telefónico dura un año, buscar un microscopio para determinar balística, y realizar una autopsia se tarda un año”, puntualizó la coordinadora.

Castro declaró que en el país existen grupos fácticos, poderes políticos y económicos dentro de la sociedad para mantener la institucionalidad débil y que “la impunidad reine”, por lo que lo que debemos preguntarnos “a quien le conviene que se mantenga este índice de impunidad”.

Asimismo, recordó que así como Margarita Murillo han caído otros a lo largo de la historia del país, tomando como ejemplo al abogado Alfredo Landaverde, un caso más sin resolver en el amplio catálogo de la mora judicial en Honduras.

Por su parte la coordinadora del centro de estudios para la mujer (CEM-H) Suyapa Martínez reveló que el 29 por ciento de los femicidios en Honduras se comenten en zonas rurales del país, teniendo un índice de impunidad que supera el 90 por ciento.

A lo largo de toda su lucha, por hacer valer los derechos del sector campesino en Honduras, María Magdalena Morales ha sido víctima de tres atentados en contra de su vida, ella aseguró que estos ataques provienen de terratenientes, pero seguirá luchando a través de su organización para hacer prevalecer las garantías del sector campesino del país.

La secretaria general de la Central Nacional de Trabajadoras del Campo (CNTC), María Magdalena Morales, señaló la constante persecución que atenta contra la vida de los campesinos y campesinas que luchan por sus derechos.

“Nos criminalizan y asesinan porque estamos exigiendo un derecho que nos corresponde”, declaró Morales, quien aseguró que organizarse y levantar la voz mediante un grito de protesta es la respuesta a tanta injusticia que abate al sector campesino en Honduras.    

De esta manera la dirigente campesina detalló que seguirán levantando la voz, para hacer prevalecer los derechos del sector campesino y defender el legado de Margarita Murillo, y no van a claudicar en el actual y futuros procesos de investigación de muchas campesinas que cayeron por defender sus derechos.

Asimismo Morales también recalcó la apatía, por parte del actual gobierno, al ignorar las constantes peticiones que las dirigentes campesinas han realizado en la búsqueda y exigencia de sus derechos.   

“Hemos hecho plantones y muchas cosas para defender nuestros derechos, pero hasta el momento no hay una claridad política que nos defienda, le hemos pedido al gobierno de mil maneras que se voltee a los campesinos y campesinas y que nos defienda” declaró la dirigente campesina.

Por otra parte el director de ATIC Ricardo Castro manifestó que no desconoce el elevado número de casos sin resolver en el país, pero aseguró que se han asignado dos agentes específicos para que trabajen en el caso de Margarita Murillo, y el hoy viajara a San Pedro Sula para revisar el caso y darle un empuje para que dentro de pronto se presenten algunas acciones.

 

De igual manera Castro envió un mensaje a la familia de Margarita Murillo en el que manifestó que “realmente estamos haciendo un trabajo profesional, que confíen y tengan paciencia, no vamos a dejar el caso en una gaveta, vamos a estar allí dándoles respuesta, y en cualquier momento que ellos necesiten información nosotros vamos a estar allí” concluyó el representante de ATIC.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar