El economista hondureño Hugo Noé Pino lamentó que el presupuesto para 2016 estará enfocado en el gasto militar y una baja asignación en salud y educación. Asimismo, advirtió que el próximo año la devaluación del lempira se profundizará y se reflejara en el impuesto al combustible.  

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) lamenta la falta de una participativa y transparente discusión del Presupuesto General de Honduras y la falta de debate para analizarlo.

 

Sobre el tema, el economista Hugo Noé Pino lamentó que el presupuesto para 2016 estará enfocado en el gasto militar y una baja asignación en salud y educación.

 

“Ya aprobado el presupuesto, lo que queda es que la sociedad tenga una supervisión sobre el gasto”, dijo el también expresidente del Banco Central de Honduras (BCH) en entrevista con EL LIBERTADOR.

 

Asimismo, advirtió que el próximo año la devaluación del lempira se profundizará y se reflejara en el impuesto al combustible. “No se contempla un aumento de impuestos, pero resulta que por la devaluación del lempira hará que algunos impuestos como el aplicado al combustible, sea elevado.  

 

En fecha anterior, el Icefi había advertido que en la elaboración del presupuesto y en su necesaria discusión en el Congreso, no se había contado con la participación ciudadana; tal postura coincide con lo expresado por Noé Pino, quien lamentó que se no se haya incluido a los actores sociales en el proceso de formulación del presupuesto.

 

El análisis del proyecto de Presupuesto General para 2016, según estimaciones hechas por el Icefi, evidenció una estimación ambiciosa de la recaudación tributaria, como una distribución poco equilibrada del gasto, destacando el peso en la deuda pública, cuyo servicio para 2016 ascenderá a treinta y dos mil millones de lempiras.

 

El pago de la deuda –dijeron técnicos del organismo– asciende al siete por ciento del total de la producción nacional de Honduras, o sea, el Producto Interno Bruto (PIB).

 

También alertó sobre el manejo irregular de fideicomisos con recursos públicos, por alrededor de diez mil millones de lempiras (dos por ciento del PIB), que introducen opacidad en la administración y rendición de cuentas de los impuestos y préstamos que obtiene el gobierno.

 

Le preocupa al organismo el manejo de las alianzas público-privadas, concebidas inicialmente para aliviar la carga financiera del Estado, pero en donde el gobierno ha comprometido al Estado hondureño a colocar por adelantado recursos financieros.

 

 

Por ejemplo, en el caso de la construcción de la terminal aérea en Palmerola, en donde el gobierno invertirá cerca de cincuenta millones de dólares (más de un mil millones de lempiras), mientras que la empresa ganadora de la concesión por 30 años invertirá hasta después.

Comentarios  

0 #1 ANGEL RODRIGUEZ 24-12-2015 02:05
ESO SIGNIFICA QUE LA INNORANCIA Y LA DESNUTRICi{ON SERA LA QU MARQUE EL PASO, AL ABISMO.....
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar