EL LIBERTADOR logo

En cuanto a las críticas que Honduras no clasificó a de la Cuenta del Desafío del Milenio por la Ley de Escuchas Telefónicas y la Ley de Secretos Oficiales, Oliva fue enfático y dijo que eso no es cierto. Y mandó a decir a los críticos de las reformas a la ley del RAP que “no confundan el chicharrón con los alcitrones”.

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. El presidente del Congreso hondureño, Mauricio Oliva, recomendó a quienes critican las reformas aprobadas a la Ley del Régimen de Aportaciones Privadas (RAP), que no confundan alcitrones con chicharrones, pues las mismas están encaminadas a favorecer a los aportantes y a fortalecer el organismo.

 

Oliva brindó declaraciones este martes en Choluteca previo a la celebración mañana miércoles del Congreso Móvil.

 

En cuanto a las críticas en el sentido que Honduras no clasificó a otro compacto de la Cuenta del Desafío del Milenio por la Ley de Escuchas Telefónicas y la Ley de Secretos Oficiales, Oliva fue enfático y dijo que eso no es cierto, pues no todo puede ser público y hay cuestiones de tipo secreto como los costos de operaciones encubiertas y otras que han tenido éxito.

 

Agregó que el manejo de los fondos de la Tasa de Seguridad está auditado con empresas internacionales, pero "de algo tienen que vivir algunas ONG y algunos ganan pisto denigrando a Honduras en el extranjero".

 

Sobre la Ley de Escuchas Telefónicas, aseguró que la misma está claramente reglamentada. "Cuando agarran a esos narcotraficantes, nadie protesta, pero ahora como hay personajes del Poder Judicial en medio, es que está mala, lo mismo con la Ley de Privación de Dominio que apenas tocó a un grupo económico fuerte, es que está mala...no, o todos en la cama o todos en el suelo, de eso se trata la ley, de que sea pareja, entonces lo que tienen capacidad de influencia mediática son los que protestan y otros que le gusta la publicidad y tratan de justificar el pistillo del extranjero", criticó.

 

Respecto a la reformas aprobadas por el Congreso Nacional a la Ley del Régimen de Aportaciones Privadas (RAP), Oliva pidió a los miembros del Consejo Económico Social (CES), que lo que envíen a la Cámara Legislativa, son concertaciones entre ellos y que no tienen fuerza de ley que para ese poder del Estado son aspectos ilustrativos, pero es muy importante que haya consensos e información importante

 

Sin embargo, al final del día quien toma la decisión es el Congreso Nacional que posee esa potestad constitucional y en ese sentido, no significa que la Cámara Legislativa le va a aprobar todo lo que el CES le manda tal como lo haya concertado.

 

"En este tema no veo mayor problema porque se autoriza a los aportantes a retirar hasta el 80 por ciento de sus aportaciones y eso se hizo con dedicatoria para los trabajadores del Grupo Continental, pero como es de carácter general, va para todos y ellos sus fondos pueden pasarlos a otra asociación de fondos de pensiones privada si quieren, no hay ningún problema", argumentó.

 

Añadió que la otra reforma se refiere a los excedentes del RAP, es algo que se hizo con la visión que también se aplicó a los institutos de previsión, en darles la potestad de invertir esos fondos para que tengan mayor rentabilidad al igual que ocurre con el Instituto de Jubilaciones y Pensiones de los Empleados y Funcionarios del Poder Ejecutivo (Injupemp), que en lugar de depositar ese dinero en un banco a plazo fijo y con un interés que apenas cubre el índice de inflación, lo está invirtiendo en energía.

 

Arguyó que la intención es tener un RAP más robusto con lo que se consolidan pensiones seguras las que podrá ajustar al índice de inflación así como otorgar préstamos más blandos.

 

"Repartir los excedentes entre cada uno de ellos, es quebrar el RAP, entonces es lo que quieren algunos del Cohep (Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), los regímenes de pensiones de tipo privado, si eso es lo quieren, si tienen en su entender razón", cuestionó.

 

Recordó que en la discusión y aprobación de la Ley del Sistema de Protección Social, él presentó una moción para que se le dieran tres meses al RAP para que pudiera constituir su propia Administradora de Fondos de Pensiones y Cesantías (AFP) y se le dio la potestad a la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS), para si encontraba que no estaba lo suficientemente robusto, se le podían dar 90 días más.

 

Reiteró que la idea es que el RAP vaya a competir en condiciones más o menos sino similares, porque los bancos son muy fuertes, pero que le dé capacidad de acceder al mercado aunque si ya en el mercado se lo comen, esa es otra cosa. "Que no estén confundiendo alcitrones con chicharrones", acotó.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar