El sector comercial y residencial son los más afectados con el aumento en la factura eléctrica, pues por cada 100 kilovatios de energía, el consumidor tendrá que pagar 40 lempiras más y para las industrias el cobro será por la cantidad de electricidad que consuman durante el mes.

 

Redacción Central / EL LIBERTADOR

 

Tegucigalpa. Las tarifas del servicio de energía eléctrica sufrirán aumentos superiores al 40 por ciento a partir de este 1 de junio, cuando ha entrado en vigencia un alza masiva en la factura del servicio que ofrece la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

 

El sector comercial y residencial son los más afectados, pues por cada 100 kilovatios de energía, el consumidor tendrá que pagar 40 lempiras más y para las industrias el cobro será por la cantidad de electricidad que consuman durante el mes.

 

Sobre el tema, el titular de la Federación de Cámaras de Comercio (Fedecámara) Obdulio Hernández, señaló que en el caso del sector industrial y comercial, los costos de producción serán trasladados al consumidor final.

 

Dijo estar alarmado por el incremento que determinó el gobierno hondureño en el servicio de energía eléctrica y advierte que el costo por el servicio puede aumentar hasta un 50 por ciento y más. 

 

Respecto a los subsidios, añadió serán escasos, pues los que consuman menos de 75 kilovatios al mes recibirán un descuento de hasta 120 lempiras.

 

Sobre la competitividad en el sector industrial y comercial, lamentó que se verá afectado, ya que “el empresario que en un mes no consuma el promedio de los últimos 11 meses, va a tener que pagar la tarifa consumida en un promedio de 11 meses en 85 por ciento y eso también nos viene a incrementar nuestros costos y eso es muy peligroso para el sostenimiento de una empresa y un problema en un momento dado”.

 

Asimismo, denunció que las tarifas no fueron aprobadas por la ENEE, ya que esta solicitó a la Comisión Reguladora de Energía Eléctrica (CREE) y fue aprobada sin el visto bueno de la cúpula de la empresa de electricidad del Estado.

 

En tanto, el integrante de CREE, admitió el fuerte incremento, aunque para el sector residencial “será gradual y vamos a tener un pliego tarifario que se aplicará de acá hasta el final del año”.

 

El funcionario anunció que a partir del 1 de enero de 2017 vendrá otro fuerte incremento a las tarifas de electricidad; por ahora, Vamos a tener tarifas residenciales, pero el resto están asociadas a la tensión (voltaje), vamos a tener en baja, en media y alta tensión”.    

 

“Hay tarifas y todo dependerá de la conexión del usuario con la red (que provee la ENEE). Las tarifas tienen diferentes aumentos. Las tarifas de baja tensión tienen un incremento de 9 por ciento, de media tensión de 5.6 ciento y en alta tensión de 10 ciento”, señaló.

 

“En los abonados residenciales dependerá del consumo, en promedio habrá aumento del 20 y 25 por ciento. Un abonado de 100 kilowatts oro tendrá un aumento de 40 lempiras. Un abonado de bajo consumo el Estado le dará un subsidio directo y no tendrá un impacto en el aumento. El subsidio es de 120 lempiras, es decir que una persona que consuma menos de 75 kilowatts al mes, para el gobierno es un abonado con vulnerabilidad y le dará el subsidio”, dijo el funcionario.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar