Logo EL LIBERTADOR

 
   

 

EL LIBERTADOR es una iniciativa ciudadana de comunicación masiva alternativa, creado hace 12 años con la misión de contribuir a romper el cerco mediático impuestos en Honduras por los grupos facticos a través de sus corporaciones mediáticas, construyendo un espacio de consenso, disenso y propuesta de pensamiento desde los sectores vulnerables de la sociedad, marginados históricamente de presentar las demandas y soluciones de problemas estructurales que les ha atrofiado la posibilidad de alcanzar mejores estándares de vida, debido a su exclusión de las decisiones nacionales y, por tanto, sin posibilidad que se respeten sus derechos ciudadanos. 

 

¿Qué hace?

Produce un periódico alternativo impreso de circulación mensual y EL LIBERTADOR, Diario Digital, que se distribuye centrado en los temas de transparencia, anticorrupción, auditoria social, promoción y defensa de los Derechos Humanos de los grupos vulnerables y de construcción de una nueva ciudadanía comprometida con el cambio social en Honduras.

 

 

MISIÓN Y VISIÓN

      I.        Definiciones estratégicas

 

1.1         Misión

 

Realizar un periodismo de profundidad, alternativo e independiente que contribuya a la creación de una opinión pública crítica, el debate amplio y facilite el acceso de los actores sociales a espacios mediáticos, de manera que se movilicen activamente en la defensa de sus derechos humanos y ciudadanos.

 

1.2         Visión

 

Somos un medio de comunicación crítico, objetivo e independiente, comprometido con la sociedad hondureña, que es reconocido nacional e internacionalmente por realizar una activa auditoría social y que contribuye al desarrollo democrático basado en el ejercicio de la libertad de expresión y la apertura de oportunidades para los grupos sociales en el uso de sus derechos ciudadanos.

 

1.3         Principios políticos

 

La filosofía institucional de EL LIBERTADOR se basa en los principios de igualdad y no discriminación, respeto a la dignidad humana, la libertad, la justicia y la promoción del desarrollo humano. El discurso público de EL LIBERTADOR reclama en consecuencia, la realización material y efectiva de estos postulados.

 

Como institución dedicada al desarrollo de la comunicación, EL LIBERTADOR asume el cumplimiento de  la función de mediación comunicativa entre el Estado y la sociedad, a través de la fiscalización del poder y la democratización de la sociedad.  Para cumplir esta función de mediación se reconocen como fundamentales los siguientes principios de trabajo:

 

·         El ejercicio del derecho ciudadano a la información como factor indispensable para elevar la capacidad propositiva y la defensa de los derechos humanos.

 

·         Una ética dialógica individual y colectiva que propicie la apertura de espacios de comunicación y concertación de la sociedad con el Estado.

 

·         El ejercicio del control ciudadano sobre el Estado a través de un régimen de opinión pública competitivo y transparente.

 

1.4         Valores institucionales

 

Respeto a la persona. Considerar a cada una de las persona que trabajan en el periódico, así como a sus lectores, como individuos dignos de atención y consideración, con intereses más allá de lo meramente profesional y laboral.

 

Compromiso con la sociedad.  Reconocer a la sociedad como la beneficiaria de nuestro trabajo, considerando la importancia de su participación en la determinación de nuestro rumbo.

 

Responsabilidad. Significa que cada uno de los que trabajamos en esta institución, goce de la confianza necesaria para responsabilizarse del resultado de su trabajo y tomar sus propias decisiones dentro del ámbito de competencia.

 

Disposición para el trabajo. Implica enfrentar los retos con una visión de éxito, considerando que siempre habrá una solución para cada problema y evitando la inmovilidad ante la magnitud de la tarea a emprender, que requiere también la colaboración, compartir conocimientos y la cooperación tanto interna como con otras instituciones y actores.

 

Integridad. Se manifiesta en una actitud  honrada y digna de respeto tanto en el plano intelectual, como en el político y que se compone de autonomía personal, independencia de criterio, lealtad a sí mismo y respeto a la autonomía de los demás.

 

Transparencia. Es la combinación de la ética y la honestidad para construir entornos de confianza con una actitud de rendición de cuentas permanente de nuestros actos, lo que lleva implícito un claro liderazgo con compromiso ético.

 

Excelencia. Se define como el compromiso de distinguirse por su alto grado de responsabilidad, con el fin de hacer un trabajo de calidad superior, poniendo empeño en la formación y esfuerzo personal.

 

 

 Contacto    

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Tels. fijos:

2239-0060 / 2231-3169/2232-0051

Dirección: Zona Palermo, atrás de la Iglesia La Guadalupe, casa número 1741