EL LIBERTADOR logo

A cuatro meses del asesinato de la laureada e internacional ambientalista e indígena hondureña, Berta Cáceres, pensadores analizan el contexto: “La peor metáfora del abandono se cumple aquí: en Honduras la vida humana y la dignidad de la persona, incluso ya ida, pertenecen al basurero de la molienda social dictada por el neoliberalismo”.

 

En Honduras la Relataría de los DDHH de la ONU certifica que son la policía civil y militar de JOH y su aparato judicial quienes violan derechos y abonan a la violencia con que en 2017 descendemos 12 peldaños al sitial 118 del Índice de Paz entre 160 países. ¿Qué aún nos queda mucho por hacer, se excusan? ¡Eso sí que se entiende! ¡Nos queda superar a 118!

El “pacto de impunidad” –sumisamente— se sometió la Corte Suprema de Justicia, pese a que suspende temporalmente las funciones de investigar y de ejercer la acción pública penal de oficio al Ministerio Público y a los tribunales la potestad de juzgar, en el caso conocido como “La Red de Diputados”.

 

Trump postula que los EUA estarán mejor produciendo lo que ocupan, sin desplazar inversión ni aceptar migración. Esa política reduce la competitividad del todo, anula los retos que mantienen saludable al sistema y solo podrá ganar en un sector lo que pierde en otro. Hoy, a todos nos empobrecerá.

 

A la FUSINA que nos advierte hoy que sólo tenemos derecho a la protesta pacífica hay que recordarle una vez más que ante la usurpación del poder público lo que dice la Constitución es que el ciudadano ha de ir a la insurrección.