EL LIBERTADOR logo

El príncipe de los engaños, John Biehl del Río (gráfica), convocó en Honduras a aliados gubernamentales y protestantes, a comprados e independientes, a resistencia y acomodados, y otorgó a cada cual cinco minutos de gloria expositiva.- Luego recogió los bártulos y partió a las frías tierras del norte para maquinar los siguientes pasos. Volvió, y todo terminó en ¡Diagnósticos, augusta maravilla!

 

“Quienes actualmente nos gobiernan, tienen la economía en ruinas, aunque les sobra dinero para seguir corrompiendo gente. Pero no quieren entender lo mal que están ¿y creen que pueden remediarlo engañando a las víctimas con propaganda pagada?”.

 

 

La renuencia a la reforma electoral por el Partido Nacional “hecho poder” en Honduras, se ha evidenciado en los dos años, aunque aparentando lo contrario. Tiene que ver con la consolidación del régimen fascista, cuya vertebración militarista y paramilitar abarca todo el aparato estatal.

 

"Tras que el Presidente decidiera transgredir la Constitución de la República haciéndola interpretar por un órgano de Estado no consagrado para ello, más bien cometiendo delito, se puso el proyecto en marcha".

 

La necesidad de transformar el sistema económico y la esencia inhumana de las sociedades que en especial aplasta a las mujeres, que hoy se celebra el día internacional contra la violencia a la mujer, se ve en las cifras oficiales de Honduras, pues dicen que el 25% de la población infantil colabora en mantener sus hogares, el 12% de los recién nacidos vienen con bajo peso.