La razón principal por la que no ha colapsado del todo el Estado de Honduras NO es la dictadura, es porque muchos seguimos insistiendo en trabajar y luchar por nuestras familias, por la gente próxima que nos rodea, por ampararlos. Eso no basta para ser Estado Nación que satisfaga las necesidades de sus mayorías, que han comenzado a exigir un Estado que se respete en la comunidad de las naciones. Sólo La Alianza podrá construir una nación así en la Era de Trump.

 

Pero discursar sobre lo que Mauricio Macri (foto) representa es una pérdida de tiempo en este momento. Para la izquierda continental, a diferencia de Cuba, nos acostumbramos a justificar las tácticas que usaron para derrotarnos, pero sin señalar que nos hemos equivocado. 

 

El 1º de agosto, indignado ante el atropello inglés y sus medidas represivas, Gandhi propulsó al pueblo indio a la desobediencia civil, campaña que consistía en la “no cooperación” o satyaagraha) y en el boicot a las mercancías y empresas británicas (hartal).

No sería de extrañar que lo ocurrido en el Reino Unido precipitara un “efecto dominó” en donde diversos países tengan que someter su permanencia en la UE al veredicto popular, explica en este análisis el reconocido pensador político argentino Atilio Boron, respecto a la salida de Londres de la Unión Europea.

 

“Esta vez, todos aquellos que se subieron al carro del golpe de Estado condenando una reelección que nunca han podido probar, esos “patriotas” que señalaban desde el púlpito, los micrófonos y las cámaras de televisión a Zelaya; casi todos, callan de manera cómplice”, sostiene el analista hondureño, Manuel Díaz (foto en texto).