El golpe, apoyado por los poderes Legislativo y Judicial, se había cocinado en la base militar estadounidense de Palmerola (70 km al norte de Tegucigalpa), base instalada en los ´80 como plataforma de ataque contra el gobierno sandinista de Nicaragua y los movimientos revolucionarios centroamericanos.

 

“Y el chavismo, antes y ahora, podrá haber cometido muchos errores pero sus aciertos históricos superan ampliamente sus desaciertos. En ese sentido, el balance deja un saldo positivo que los problemas del momento no alcanzan a eclipsar”, dice Atilio Borón.

 

Hay numerosas razones que explican el retroceso de la libertad de prensa: las tendencias liberticidas de algunos gobiernos, como los de Turquía o Egipto; la toma de control de forma totalitaria en algunos países de los medios de comunicación públicos, algo que sucede incluso en Europa.

 

El movimiento no ha terminado ni se va a terminar...se va a transformar y revigorizar, con la incorporación de sectores juveniles, de organizaciones sociales independientes y opositores aun intimidados. 

 La razón principal por la que no ha colapsado del todo el Estado de Honduras NO es la dictadura, es porque muchos seguimos insistiendo en trabajar y luchar por nuestras familias, por la gente próxima que nos rodea, por ampararlos. Eso no basta para ser Estado Nación que satisfaga las necesidades de sus mayorías, que han comenzado a exigir un Estado que se respete en la comunidad de las naciones. Sólo La Alianza podrá construir una nación así en la Era de Trump.