La incorporación de actores como los jóvenes y la empobrecida clase media, ha reforzado la protesta social, analiza el sociólogo Armando Orellana, y concluye, “de este movimiento saldrá un frente amplio que combatirá al bipartidismo”.         

 

La idea de marcar una distancia entre los partidos políticos y la corrupción, así como la pretensión de desideologizar la lucha anticorrupción, juegan en favor del sistema, según esta análisis enviado a redes sociales. 

 

“Nosotros, profesionales libres y colegiados en nuestros respectivos gremios, progresistas patriotas y críticos, llamamos la atención a la comunidad profesional universitaria de Honduras con las siguientes consideraciones”, indica esta “carta abierta a los agremiados a los colegios profesionales y a la FECOPRUH”.

 

“Desprecia tu pueblo, pero no hables de democracia; entrégate al extranjero, pero no hables de patria; roba, pero no hables de honor; mata y cierra los medios que sirven a la ciudadanía, pero no hables de libertad; ignora al empobrecido, pero no gobiernes; vive en opulencia, pero con tu dinero”. 

 

“Deseamos que 200 años después de haber sido declarada en la Constitución de 1824, se torne real la idea de una patria para todos, donde la entera población participe en las decisiones fundamentales, así como de gobiernos que, dentro de Estados modernos… tengan como fin primero el logro del bienestar social”.