EL LIBERTADOR logo

Murió hace un año, de una forma inesperada y brutal. Ella es una de las muchas mujeres hondureñas cuyas muertes, aunque emblemáticas y de un significado tremendo para la historia agraria, pasan a ser parte de los delitos ignorados en Honduras. Todos investigan, todos lamentan, pero nadie hace ni dice nada. Es la impunidad abierta y descarnada.

 

Quizá a esta hora Miguel Facussé, hombre del sistema al final de cuentas, ya piensa en un cambio de cromos, con lo que aquella idea del “hombre perfecto para reelegirse” pase a ser una quimera que no pasara de cuatro años.

 

Conozca cómo la prensa tradicional controla el pensamiento de la población y le ofrecemos estos consejos para que identifique cómo manipulan la capacidad de razonamiento.  

 

«Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación»., escribió como viéndonos el maestro, Charles Dickens.