Ha llegado el fin del laberinto, los bárbaros cercan la ciudad, en minutos la verdadera institucionalidad en Honduras se activó, también la represión, diez comunicados en ascenso pidiendo la renuncia del Reycito, protestas en San Pedro Sula, Tegucigalpa y El Progreso. - Que no haya duda, los ojos azules atacan, allá donde los codiciosos lobistas se llenan de lempiras las bolsas, ya no influyen en nada, “alea iacta est” (la suerte está echada).

En el ajedrez no sólo con los reyes y reinas se gana, sino que los peones son el alma del juego, es cuestión de estrategia donde los maletines son clave, las debilidades en la posición enemiga pueden crearse a través de los peones, así como también nuestros peones pueden apoderarse de importantes casillas.

El martes, más de un hondureño quedará sin uñas. Si gana Biden, ni Juan ni su candidato pasarán de las primarias, el muchacho del Infop atacó al doctor con alusión directa, ¿Oliva?, ¿Oliva?, ¿serás tan pícaro que vendiste al “papá de los pollitos” y a su muñeco de cemento? Si fue así, mis felicitaciones. Y si gana Trump, no es que Juancito la tiene fácil, pero tiene más maniobra, ¡ay papa!, ¿saben cuántos verdes hemos pagado en robustos lobistas de EEUU?

Postdata. A los que andan con la caja de Melex en la mano, ansiosos por saber si salió o no “el Tigre”, diciendo que no es cierta la exclusiva de EL LIBERTADOR (risas). Les dejamos de regalo otra primicia como pregunta ¿Saben quién salió del aeropuerto Villeda Morales con los colores clásicos de la ropa de boda, como a casarse con Temis? … y dijo, a los invitados me los llevo después.  

 

El escenario mediático, la escena y el crimen tienen los signos del terror en Poe: “El corazón late con violencia por los pasos rápidos y ruidosos que nos siguen mientras atravesamos una calle obscura. Tropezamos y caemos al suelo a causa de la carrera fantasmal y enloquecida de un gato negro. Un ruido extraño se oye en la penumbra nocturna de nuestra casa. ¿Será una rata? ¿Un fantasma? ¿Un ladrón? ¿Un ser monstruoso?”.