La tarde muere despacio sobre una ciudad lenta… la lluvia cae triste en las láminas de los barrios más empobrecidos de Tegucigalpa, el juicio de Tony será mañana, nadie podrá detener el largo trip (viaje, para los que no hablan inglés), ni el silencio de los héroes en la prensa tradicional, ni las distracciones, pues lo que ha de ser, será. Por ahora, un noticiero súper serio, se despide y nos deja un poema del reguetonero Bad Bunny de fondo: “Si hay sol, hay playa, Si hay playa, hay alcohol, Si hay alcohol, hay sexo, si es contigo, mejor”.

 

Reflexión

EL LIBERTADOR

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Tegucigalpa. Y estarán sentados en un frente a frente el “Rojo” y Antonio Hernández (“Tony” para los de confianza).- Aquel muchacho jovial y risueño, que corría por las calles de Lempira, con admiración y mates de los grandes colombianos y, estando ahí se dirán lo que deban decirse, aunque el corazón se disuelva en miedo y el terror arranque del pecho el valor.

 

En palabras de “Tony” sobre el “Rojo”, que lo tendrá como testigo en contra: “Era una persona, pues, que ayudaba a bastante gente pero también tenía un carácter bien fuerte. Y.. y él me decía: me gusta de vos que no pedís”. Solo la cercanía de la camaradería puede dar una descripción tan maravillosamente perfecta. ¿Qué significará en el mundo del narcotráfico “carácter bien fuerte”? Es una persona agresiva, es una persona… que… -continuó Tony- Allá en Gracias, todo mundo lo sabe, si le tienen miedo a él. Le tienen miedo. Y es una persona muy, muy aguerrida; muy…”.

 

Los medios más influyentes del mundo contienen la respiración ante la noticia, desde The New York Times hasta Univisión, con los titulares más escandalosos “Las montañas de Honduras desde donde los narcos presuntamente ayudaron al presidente Hernández”, “Quién es Juan Antonio Hernández, el hermano del presidente de Honduras acusado de narcotráfico por Estados Unidos”. Si observamos con un poquito de curiosidad  la mayoría tienen vinculación con el gobernante Hernández.

 

¿Sabía Hernández sobre los negocios de su hermano?, pues Tony nos regala una expresión clave, es una de sus acciones de chico malo “ese mismo día estábamos bebiendo y le dije yo: Decile, le digo yo, que nos miremos en algún lado y que nos volemos la madre vos andas con cincuenta personas y yo con seis muchachos”.

 

Cuando Juan Hernández supo que su hermano actuaba como un bravucón, en palabras de Tony, el gobernante le apuntó “A los dos días mi hermano me llamó y me dijo que qué tenía que andar diciendo esas cosas a ese señor; que iba a terminar muerto o comprometiendo a la gente que yo andaba conmigo”.

 

Pero eso no es todo, en la entrevista con el periodista y dramaturgo, Edgardo Melgar, al preguntarle si sabía de las actividades de su hermano, CC-4 contestó –después de esquivar unas veinte veces la pregunta: “Cuando yo escuché los rumores, dije, aquí lo interesante es salir al paso y dar la cara -¿Ud. Habló con su hermano?- ¡Sí! Yo le dije, vos tenes que presentarte  -Ud. le preguntó ¿Juan Antonio es cierto que vos estás en el narcotráfico?- Cuando yo le pregunté él me dijo ¿Cómo te pones a creer? Entonces le dije para mí lo que vale es que vayas a enfrentar y te van a preguntar lo que te tengan que preguntar, entonces deciles la verdad”.

 

El juicio de Tony será un parteaguas entre la política tradicional, resquebrajada por la corrupción, el abuso y el descaro, donde no se trata que el narco filtró la política, es que el narcotráfico es política de Estado. Olvidemos que se gobierna para crear condiciones para los hondureños, se gobierna para apagar los radares y que pasen los submarinos con drogas, no se gobierna para sacar a los más de quince mil niños en las calles, se gobierna para utilizar las instituciones del Estado, para darle contratos a los narcos, no se gobierna por la seguridad del pueblo, para la generación de oportunidades para los desprotegidos, se gobierna por y para el imperio del narcotráfico, porque ellos mandan, ellos son el reino de los cielos.

 

El brazo judicial es la punta de lanza para crear condiciones en un país, lo que provoca que las sociedades escojan el desarrollo sobre la barbarie, ese ente ciego, con la balanza en la mano y la espada en la otra. ¿Dónde se esconde Chinchilla? Aunque la Maccih lo alabe y diga que los ayuda, su accionar real no es ser un ejecutivo de la organizaciones internacionales, se debe a nosotros, se debe al hondureño honesto que no merece ser gobernando por el crimen organizado ¿y dónde vive Argueta? ¿y el Congreso Nacional-Con todo y los insurrectos opositores-? ¿No son estas razones suficientes para emprender un juicio político contra CC-4? Si tanto aman a los gringos ¿Por qué no aprender el respeto a las leyes?

 

Pero bueno, bueno, bueno… ¡Que fatalistas nos pusimos! Uno de mal hondureño, ¿Acaso no vimos los foros de hoy? Los alcaldes alegres de los pueblos tristes y olvidados, invitan a que por favor los visiten. El siempre histriónico y siempre serio Renato nos lleva a las maravillosas Ruinas de Copán y el templo de Rosalila, Canal 11, súper preocupadisisimo por los femicidios, el Foro del 6, nos invita a ser un buen cristiano en la semana Morazanica (estos como que se confundieron con la Semana Santa) y los del Canal 10, lo invitan a Marcala a ver no sé qué cosas. ¡Aaaaah la Dolce Vita!

 

Las grandes presentadoras han estado contándole que se pintaron las uñas de rosado y se vistieron de rosa, dicen que las aerolíneas no soportan más la locura de los turistas, aterrizan y se elevan avionetas (pero estas no llevan sustancias prohibidas, se los prometo), aquel Epaminondas Marinakis cuenta que no sé cuántos miles de millones de lempiras están circulando, las billeteras obesas y las tarjetas siempre dispuestas para ser rayadas, los extranjeros pelean por los pocos cupos que hay para venir a este paraíso (no fiscal) caribeño, los de la Teletón gritan de excitación que van a pedirle a los hondureños 63 millones de lempiras, mientras la noticia llega hasta el Segundo Batallón Táctico Especial, donde descansa Miguel Pastor. Pero Shhh… a los periodistas se les prohibió hablar de Miguel.

 

Pero mi alma atormentada y siempre curiosa se formuló un par de preguntas que les quiero transmitir “Quiero que mis enemigos compartan mi miedo” dijo Batman. ¿Cómo se cambió en los medios tradicionales tan rápido la programación? ¿Qué pasó con la crisis económica? Y ¿Con el excesivo presupuesto? ¿Las pérdidas de más de treinta y cinco por ciento de las “grandes” empresas? ¡¿Y la sequía?! ¡¿Dengue?! ¿Migrantes? ¡¿El meteorito que iba a caer y nos iba a matar a todos?! ; Pero bueno, aunque sea confuso quizá yo no sé de ciencias de la comunicación o “no le entiendo al trámite”.

 

La tarde muere despacio sobre una ciudad lenta… la lluvia cae triste en las láminas de los barrios más empobrecidos de Tegucigalpa, el juicio de Tony será mañana, nadie podrá detener el largo trip (viaje, para los que no hablan inglés), ni el silencio de los héroes en la prensa tradicional, ni las distracciones, pues lo que ha de ser, será. Por ahora, un noticiero súper serio, se despide y nos deja un poema del reguetonero Bad Bunny de fondo: “Si hay sol, hay playa, Si hay playa, hay alcohol, Si hay alcohol, hay sexo, si es contigo, mejor”.

Comentarios  

-1 #2 Annaliz 02-10-2019 21:47
Muy bueno...esta parte de la realidad contada en un estilo original.Por lo demás, acá no nos queda más que esperar a que san juan baje el dedo para que esta situación cambie...Ojalá y no quedara títere con cabeza, porque la verdad es que acá los payasos visten de cualquier color y ese suceden en el poder( 'show"), pero los dueños del circo son los mismos
Citar
+3 #1 Lilian 02-10-2019 17:52
Exelente..... exelente, me encanta ojalá y caigan todos los compinches de este gobierno corrupto
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar