Miles y miles de hondureños inundaron las calles, llenaron las dos vías de bulevares, cruzaban barrios, caminaron 210 días, todos los días ¡Jodás! Casi un año, gaseándolos, matándolos, la prensa tradicional tronaba atacándolos, echándoles la ley y el garrote. Micheletti lloriqueando quería dejar la silla, grupos delictivos cambiándole el pañal. ¡210 días! Un pueblo sin educación, sin salud, sin artes ni ciencia, comía en las aceras mientras era vigilado y atacado por batallones y tropas, abandonado a su suerte y la muerte lo rondaba en las frías madrugadas y en los días de sol hirviente. Lee esta historia y sabrás el porqué la calle está sola.

 

¿Entonces a quién le sirven estos 69 padres y madres de la Patria, que como un virus asfixian el cuerpo Legislativo? Si los grupos de poder han gritado que rechazan ese parto espantoso, esa locura parida por un vientre afiebrado, desde el Cohep, la academia ha ido hasta la Corte, tampoco la iglesia quiso ser madre de ese proyecto, los denunció por corruptos, ni los intelectuales, ni los pueblos originarios indígenas y, obvio, tampoco la sociedad hondureña.

¿Quién nos falta?

 

Reflexión

EL LIBERTADOR

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Tegucigalpa. Los pellejos colgando de todo el cuerpo cuentan los años ya pasados, las sonrisas forzadas que el Photoshop ya no puede ocultar en la estampa para la otra y la otra candidatura de desgastada figura rechazada por el ciudadano y favorecida por urnas infladas y cientos de caídas del sistema de conteo; una figura fermentada por los robos, por la complicidad y por perversas reuniones de brujas codiciosas y enfermas que se transmiten en sesiones virtuales muy privadas. Es paradoja que teman fallecer, cuando han muerto tantas veces, ya hasta perdió sentido su segunda muerte, la física. Fueron desgraciados con la mayoría, no fueron útiles al prójimo, serán sus muertes aplaudidas o ignoradas.

 

69 momias degeneradas, mueven sus enmarañados y deformes dedos, corrompiendo el “Zoom”, para darle vida a un nuevo golpe contra la población hondureña, 69 parlamentarios dándole más privilegios a un hijo muerto, como son las ZEDE, venidas a menos en estas lacras que todo contaminan; malnacidos con saco, malnacidas con vestidos ¿Por qué tan dañinos con el hondureño que les paga su sueldo? ¿Por qué odian tanto a Honduras? Es un ansioso trance maniático que busca destruir el país ¿Por dinero? Pero si ya tienen demasiado o, simplemente, es el cerebro del tonto, incapaz de hacer el bien y de crear algo grande y valioso; será sólo la conducta del idiota acoplada a la maldad como única forma de ganarse la vida para llenarse de lujos y la panza de comida y la perversión como forma de gobierno es para lo que les da la tonta cabeza. ¿Y el jefe de ellos? bueno, ni con uno de los tres poderes del Estado pudo negociar una candidatura frente al rey de la basura, ni la inteligencia para no verse tan indigno, ni el coraje para defenderla.

 

¿A qué señor sirven los 69 padres y madres de la Patria y Matria (somos inclusivos), la corrupción entiende de género y por eso los usa a todos? ¿A quién obedece la espalda gelatinosa? Si los grupos de poder han gritado que rechazan ese parto espantoso, esa locura parida por un vientre afiebrado, desde el Cohep, la academia ha ido hasta la Corte, tampoco la iglesia quiso ser madre de ese proyecto, los denunció por corruptos, ni los intelectuales, ni los pueblos originarios indígenas y, obvio, tampoco la sociedad hondureña. ¿Entonces a quién le sirven estos 69, que como un virus asfixian el cuerpo Legislativo? ¿Qué rubro nos hace falta, que después terminan bramando en Cortes de Nueva York? ¿Qué señor es el que nos hace falta y al que realmente le sirven? De fondo un narcocorrido no deja de sonar “Soy el papá de los pollitos”.

 

Entonces en todo lado se preguntan, en este contexto sacado de un cuento de terror de Lovecraft ¿Qué pasa con esos hondureños que les tiran el abuso en la cara y no se mueven? ¿Por qué todos estos delincuentes hacen lo que quieren? “No tienen “güevos”, “son pendejos” que es igual expresar “este pueblo es pacífico y agradable ¡aaah! y pasa pelándole los dientes al extranjero”, algo así como una india virgen dormida (eeey intelectuales, ese himno está bien feíto, cambiémolo por otro que nos exalte como pueblo bravo e inteligente); se repite y repiten los analistas con estreñimiento mental o sofistas, son frases aburridísimas y sin contexto ni antecedente. Y grita el loro o la lora: “Cada pueblo tiene el gobierno que merece”, y es muy habitual que quien lo dice no se mueve ni para regar las flores, menos para ir a una manifestación cuando son convocados. Más allá de eso, el fenómeno de la indiferencia social es muchísimo más amplio, detrás de este pueblo hay historias de traiciones, decepciones y vividores. 

 

Recuerden, antes de 2009 de cuando en cuando había protestas ciudadanas por actos de corrupción, algunos políticos cuidaban su imagen y solo los exageradamente ladrones y estúpidos terminaban en tribunales, donde no pasaba a más; los grupos de poder miraban como leproso al que era denunciado públicamente y lo retiraban de sus engalanadas y dulzonas fiestas privadas. Todavía se guardaba un poquito las formas. Hasta que de “golpe”, un domingo, el hondureño fue despierto de su modorra y realmente miró que estaba rodeado de lacras oportunistas, cayeron los viejos dioses: los partidos tradicionales fueron rechazados, uno a uno los bastiones del sistema fueron desnudos y despedazados, mercaderes de la fe expuestos por 100 mil razones, batallones levantaron fusiles contra descalzos y los cheles que eran “amigos”, eran realmente unos malditos, algunos medios de comunicación que parecían buenos, sacaron las uñas filosas contra los hondureños. También se abrieron las puertas de los ruines, esos que no tienen estómago y comenzaron 12 años del reino de los mediocres, narcotraficantes y corruptos. La mediocracia, lo llama José Ingenieros.

 

Gran parte de la sociedad inundó las calles, caminaron 210 días ¡Jodás! Casi un año, gaseándolos, matándolos -Micheletti lloriqueando que quería dejar la silla, grupos delictivos cambiándole el pañal- ¡210 días! Un pueblo sin educación, sin salud, sin artes ni ciencia, abandonado a su suerte ¿Te sorprende que los bien comidos francesitos salen a protestar? Hasta que el mejor aliado de este sistema dijo ¿y si mejor hacemos un partido? Y la lucha social fue desmontada, desarticulada y los autollamados líderes, cambiaron a los “compas” por votos.

 

Ya el poder no era tan malo, es tan bonito que desean ser reelectos hasta por tercera vez en el Congreso, con escasísimos resultados y poco talento. Más vividores, con distintos colores. Eso sí, siempre se dijo y bien clarito, este es un partido para procesos electorales, no es un brazo armado.- Y, por supuesto, también entendemos que la lucha social no es de un partido o de una parte de la sociedad, es la combinación de todas sus partes en conflicto como movimiento nacional; desde 1990 fue eliminado lo último que quedaba de sindicalismo heredado por la huelga de 1954 y se perdió lo que había de organización campesina. Nada de eso existe ahora. Cada 30 años, los mejores dirigentes sociales son promocionados por el poder, los aventajados se vuelven empresarios hasta de crianza de caballos pura sangre o dueños de onegés asistidos por la solidaria cooperación internacional.- En general, los líderes populares en el país –hasta hoy— o engordan la burocracia, o el sistema de corrupción, o la pobreza, o los cementerios clandestinos.

 

Pues bien, llegarían las elecciones 2013 y ese pueblo fue y despedazó el bipartidismo de 200 años en un día de elecciones ¿No te parece eso magnifico? No estás poniendo atención entonces. ¿Qué pasó? Pues los lideres otra vez, dijeron no pasa nada y vamos a la siguiente elección, algo confundida la gente, siguió caminando… siguió apoyando. ¡Arde Tegucigalpa y San Pedro! ¡Arde Honduras! En 2015 se encendió la llama de los indignados y la gente volvió a las calles, las zonas obscuras fueron iluminadas, hasta que pronto sería apagadas, con un viajecito a Estados Unidos, una hamburguesa de McDonald’s, otra de Bigos en un medio de chismes y una laptop vieja (Y claro, no podía faltar la solicitud de “asilo político”). Y la gente siguió caminando…

 

Entre que un grupo de dirigentes llegaba al Congreso a sonar pitos y espantasuegras, el endeudamiento se hartó la economía de Honduras, el crimen organizado patrulló las calles, los actos de corrupción ya no se hacían por la noche, sino a plena luz con la sacrosanta bendición de los pastores y todo, ya conocen la historia de Evelio, Solórzano y de 30 pastores más. ¡Se levantaron los policías! Debemos apoyarlos y el pueblo apoyó, naaah, falsa alarma, solo querían que les aumentaran el sueldo; ¡Se levantaron los transportistas! Hay que apoyarlos y el pueblo los apoyó, naaah, solo quiere ser más millonarios dando un servicio de mierda. Y la gente siguió caminando con tantos puñales en el lomo, siguió caminando… y apoyando todo lo que creyó que podía ayudar a que luchará, pero naaaa, siempre fue engañado, siempre.

 

Llegaron las elecciones de 2017, otra vez dijeron que ese era el camino y la gente fue de manera bestial apoyó, luchó y luchó con todo, y fue asesinada y otra vez traicionada ¿Recuerdan cómo los PM entraban a las casas en los barrios pobres y les arrebataban los hijos a las madres? ¿Recuerdan cómo tiraban bombas de gas a los cuartos donde una madre cuidaba a su bebé en la cuna? ¿Recuerdan a los muchachos encapuchados cuánto lucharon y la UNAH se volvió un cuartel de antimotines? ¿Saben cuántos hondureños están en el exilio? ¡Cuánta indiferencia hubo por esos que ahora gritan “este pueblo es cobarde”, nuestro pueblo es valiente, y todo eso ocurrió para que dos tipos terminen diciendo si fue uno que no me apoyó o que el otro con cálculo, sencillamente no les importó. En ese camino, algunos luchadores se radicalizaron con los partidos políticos, creyendo que es más importante apoyar un candidato que al país. Primaria truncada le dicen a eso.

 

Después de ver diputados de oposición que ni siquiera se conectan en sesión virtual, una simpática constelación de opositores sin oposición, entre ella misma se mata, pero hacia el otro lado ni un clavel rojo tira, que pijudo ser dictador así. Ahí pasan inútilmente peleando entre ellos, quien será el próximo candidato, las gorritas del Che ya cansadas de andar en esas cabezas y ya bien lejos están los ideales de una nueva Honduras, una para todos, para los que no somos políticos. Bien lejos. Entonces el hondureño encontró su propia forma de protestar, se fue del país, se fueron por las fronteras, “que el ultimo apague la luz”. ¿Vos me venís a decir que este pueblo no es valiente? ¿Después de 12 años de luchas y traiciones? ¡Jodas! No sabes de qué hablas, mejor anda dormí. 

 

Este pueblo es más que una bandera descolorada, muchísimo más que una constitución destartalada. El ciudadano de este pedacito de tierra está empachado de todas estas lacras, de los que sin reino se han creído dioses, de los unos y los otros. Pero sigue estando ahí, esperando. Los malnacidos abusivos, son los primeros que borran las sonrisitas y piden “paz”, cuando ven a esta gente levantarse, son los primeros en decir que no se soluciona con violencia, debemos hablar, no podemos permitir el vandalismo, vivamos en democracia, hablemos aaahh, eso dicen cuando están cagados, entonces ¿por qué ustedes son violentos? ¿Por qué irrespetan? Recuerden estos momentos, recuerden cómo provocan, cómo les vale verga lo que piensan de ustedes y aprueban las leyes que les viene en gana a sus jefes, no olviden para cuando la noche caiga y no haya cruz de sangre de cordero en sus puertas.

 

Posdata: Es una reflexión ciudadana, no partidaria, porque antes que pertenecer a un partido político, nos debemos a Honduras. Como dijo Piero “El hambre no se arregla con palabras, ni con gestos repletos de pretextos”.

 

DESCARGAR EDICIÓN JULIO ¡AQUÍ!

 

Comentarios  

0 #8 Emilio González 19-08-2021 03:33
Claro y objetivo, pero nos guste o no, este es el resultado de 200 años de feliz matrimonio entre los naZionalistas y liberales, todo eso bajo el oportuno resguardo de corruptos y genocidas chafas y policías. Total que el escaparate político actual responde a los intereses derivados de los narco-políticos tradicionales, lo cual hay que desmontar de una u otra manera, pero por desgracia no son las calles la mejor opción, puesto que abundan más las bayonetas que las voluntades dispuestas al enfrentamiento. Estaría ud. dispuesto a parar las balas de los chafarotes, en línea con sus ideales o pensaría un momento en su familia? Nadie quiere morir a manos de estos narco-gorilas!!!
Citar
0 #7 José Matheu Amaya 17-08-2021 04:51
Excelente artículo que retrata crudamente nuestra realidad y quiénes son los lobos con piel de oveja que juegan a dos bandas engañando a los bobos que les defienden a capa y espada sin entender que son más de lo mismo y que negocian bajo la mesa sus mezquinos intereses personales, familiares o de castas.
Felicitaciones por sus excelentes escritos que si denotan amor a esta bella tierra que nos vio nacer.
Citar
0 #6 José Matheu Amaya 17-08-2021 04:50
Excelente artículo que retrata crudamente nuestra realidad y quiénes son los lobos con piel de oveja que juegan a dos bandas engañando a los bobos que les defienden a capa y espada sin entender que son más de lo mismo y que negocian bajo la mesa sus mesquinos intereses personales, familiares o de castas.
Felicitaciones por sus excelentes escritos que si denotan amor a esta bella tierra que nos vio nacer.
Citar
0 #5 Felipe Avila 16-08-2021 06:30
Lei, trasnoche y sobre o "superficializado" ek articulo,buen desmenuzado,mesurado,analitico y reflexivo, disiento un poco en lo de la "oposicion" politica, la parlanentaria,dizque o parece dice n ahi,se retiro ("hasta ahoea") una parte de ella ,diria,de las lales sesiones virtuales donde segun ,predomina la desinformacion, coaccion,alienacion, poca aprehencion de la infornacion convertida en nirma,ley hasta "estarututo", decreto,resolucion o disposicion. Nefasto escenario a desenmaacarar,repudiar,derrotar.
Citar
0 #4 Arturo V 16-08-2021 04:30
Bastante claro sobre la situación actual de Honduras.
Citar
0 #3 Carlos Matute 15-08-2021 20:39
Excelente. No cabe duda. Hubo desmovilización. Y todo lo manejan los cuerderos y titiriteros.
Citar
0 #2 Norman Mondragon 15-08-2021 14:16
La historia es clara pero el fanatismo manda. Mientras la mayoría de hondureños no conozcan su historia la repetirán una y otra vez.

Los dioses políticos son pero del inframundo, seres déspotas, ladrones, mentirosos, pero lo peor son sus súbditos: cachurecos, melistas, yanistas etc

Ojalá Honduras despertara y emprendiera una lucha sin tinte político.

Gracias Periódico EL LIBERTADOR por ser verás.
Citar
0 #1 PG 15-08-2021 06:07
Mera verga!!!
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar