Uniformados de blanco tapando la obscuridad y la avaricia del alma, se sintieron importantes y jugaron con la dignidad de millones, manipularon la verdad y prestaron sus locales de “comida basura” para matar al “Chavismo” y la Constitución; como “Sméagol” de Tolkien alguien los veía desde el abismo y el anonimato, sonreía maliciosamente mientras se ponía el traje gastado, su esposa que le costuraba los calcetines, le mugía: “Llego nuestro momento”.

 

Y ustedes, muchachos inmaduros, lo subestimaron y lo apoyaron, pensaron en él como una transición más en tanto bajaban las aguas rebeldes de “la Resistencia” vuelta partido, nunca imaginaron hasta dónde podía llegar y, mientras se repartían negocios, él controló el Poder Judicial, Congreso, militares y engordó con el dinero de todos su propio “loby” en Washington; se quedó cuatro años más, y ya no es cuestión que los irrespeta y muestra el desprecio que les tiene, está dispuesto a destruirlos con verdaderos malditos del mundo.

 

Ahora, vende el país en pedazos y resuena la palabra a la que temen: “expropiación”, las ZEDE –en lo empresarial– no van a afectar al que vende refrescos en la esquina, será a ustedes cipotes malcriados y quienes están detrás del tema, son gente malvada en verdad; sigan creyendo que es normal vivir en la miseria y mañana pelearan con “la Municipal” para vender matamoscas eléctricos y cacao en polvo en el “Bazar del Sábado”, serán sus hijos los que pidan asilo en Tijuana o un empleo en “Próspera”.  

 

Reflexión

EL LIBERTADOR

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Tegucigalpa. Mis pequeños niños, encantados en los cuentos que son el motor de la economía, mis amados muchachos ¿Qué han hecho? Jugaron a ser malos y encontraron a los malditos. Como infante que tapa el sol con su pequeño dedo y se aplaude la hazaña, así pensaron que sería aplastar el “Chavismo” en Honduras, aunque ¡sorpresaaa!, hoy están en las fauces del fascismo internacional ultra radical, perros infernales y oportunistas que están dispuestos con sus enormes fauces a tragarse la tierra a pedazos, llamarlo país y como un cáncer extenderse violento por todo el cuerpo hasta dominarlo ¿Qué será de ustedes entonces? Los que antes fueron dueños ¿se pondrán el delantal de criadas? Pobres muchachos, vayan buscando una esquinita en el toldo del “Bazar del Sábado” para vender cacao en polvo y camisetas con guacamayas, pobres hijos… 

 

“La irracionalidad del poder”, es lo que los llevó a esto, se volvieron holgazanes con los años, sintiendo que, con el dominio de esta tierra y los políticos, nada podría pararlos ¡ay mis chiquis! Se me parte el corazón hoy verlos en esta situación. Dejaron que los arrabaleros tomaran el rumbo y se llamaran presidentes y eso fue como trompetas en juicio final, como rúbrica de muerte, invocando fuerzas que no conocen ¿recuerdan en 2009? Aquellas viejas excitadas gritando en la acústica del Parque Central, levantando la mano a los tontos de Romeo y Micheletti, y usando la “camisita” blanca para tapar lo negro del alma, vamos a recordar un poco.

 

Como adolescentes alrededor de una Güija, jugando a ser importantes y poderosos como aquella dundita que decía en la “N”, “botamos un presidente, y qué no podemos hacer” y “los medios escriben lo que nosotros decimos”, mugía la imbécil del grupo y algunos prestaban sus restaurantes para encaramar a los francotiradores; ¡eso!, ¡eso! Que tengan un buen lugar para matar al revoltoso chavista, castrista o cualquier pendejada de esas. Usaron a Micheletti, aquel anciano ambicioso que sólo bajo esas circunstancias podría ser “presidente”, un general humillado escondiendo la cara detrás de una gorrita, para comenzar el baño y el uniforme se hizo rojo. Mientras en el palacio, el asilo de ancianas incultas que llegaron, pedían que les enseñaran etiqueta, gracia y elegancia (señoras, señores, en esos gestos hay una altivez natural, dignidad y espíritu fuerte, imposible queridas, esos atributos no se compran con Mastercard, lo sentimos), pero éstas sólo acostumbradas a hartase como fuera y cuando hubiera. Ahí tenían que parar esta demencial obra, enfermiza para todos, incluyéndolos.

 

Y entre muecas y ojeras de trasnochados, rompieron los “corrales” de la decencia, esos que eran declarados enemigos hasta del concepto de democracia como dijo el rapaz Hugo Llorens, refiriéndose a Canahuati, Larach y su fábrica imparable de mentiras y chantajes (amigo, podemos hacerte el “fact checking” como le decís), y en aquella orgía imparable se hacían negocios, las viejas ultra religiosas asaltaban el Congreso, los militares disparaban, reían y violaban; los organismos internacionales, ayer y hoy, en su jueguito de veedores de la “democracia”, la justicia y el crimen se fueron a la cama, ya no se puede diferenciar entre sí y todo lo rancio y podrido del país, salió de las alcantarillas. “¡Viva la democracia! ¡Viva Honduras! ¡Sucesión constitucional!

 

Había alguien que los miraba, sonreía y la miseria le decía a su esposa ¡Llegó nuestro momento! ¡Ya no voy a envidiar caballos! Seremos importantes y los medios me van a entrevistar, ya no vamos a pasar hambre y los cipotes van a estudiar en los mejores colegios y hasta se pueden ir del país, voy a tener más dinero que esos “árabes” (por si no lo sabían él, los detesta, desde los 22 años lo enamoraron los judíos). – Ana, te voy a comprar vestidos bonitos y ya no vamos a pedir fiado en las pulperías. Y en la obscuridad, nutrido por esa degeneración del espíritu, le dio vida a lo peor que ha parido esta tierra, alguien sin escrúpulos, capaz de “hacer lo que tenga que hacer”, para no ir preso, para no perder todo lo robado, para no volver a ser un invisible en aquellos cerros secos, donde no crecen ni espinas…

 

Y ustedes, mis muchachos, lo apoyaron, nunca pensaron hasta dónde podía llegar la ambición de aquel hombrecito ¿recuerdan grupo Colibrí? El siempre quiso su grupo empresarial, nunca confió en ustedes, no le gustaba que lo miraran simplemente como el tipo usado en el peor momento de la historia del país, donde lo conveniente era tener los verdaderos cuadros limpios para cuando fueran presidentes y por mientras este indio gobernaría o al menos eso fue lo que creyeron.

 

Sabemos que la “reelección” no les gustó mucho, pero para entonces ya tenía el Poder Judicial y el Congreso de su lado –y los “gringos” y los generales, je,je,je—, y qué fácil es amenazar a un corrupto, que después de darse la gran vida con el erario, es sólo un pequeño niño asustadito buscando la “teta” de mamá, añorando la protección paternal, deseando volver a la seguridad del vientre materno; Cruz Asencio sabe de esto, en Televicentro siguen trapeando sus lágrimas. Algunos tienen techo de vidrio y otros, ni siquiera tienen techo, comenta un amigo. 

 

Suele decir nuestro director: “Cuando te vas a meter a algo, debes saber, con los pies sobre la tierra, qué lugar ocupa tu eslabón en la cadena”, traduciéndoles, es como que un imbécil Marvin, piense que es Ebal ¡Uff! Sin comparación por favor, méritos al pastor que se supo mover después de vender tamales. Les pregunto, ¿en el Eslabón de las ZEDE dónde creen que están? ¿Ya vieron quiénes son los dueños? Seguro que sí, desesperad mis pequeñas golondrinas acomodadas, desesperad y temed por su posición en esta hondura próspera.

 

¿Una Archiduquesa tal vez? ¿El hijo adoptado de un expresidente gringo? ¿Un juez federal senior del Tribunal de Reclamaciones Federales de los Estados Unidos? ¿Un miembro de la Junta Directiva de la Autoridad Monetaria de Islas Caimán? ¿Una vicepresidenta del Banco Nacional de Austria y enjuiciada en ese país por corrupción? Y la lista sigue, pero no les voy hacer la tarea tampoco, ustedes no me pagan como su asesor y los que tienen todo que perder son ustedes, mis niños traviesos.

 

Esos tipos que están atrás de las ZEDE, son malos de verdad, no es broma, no andan jugando a las escondidas, acostumbrados a despedazar todo lo que les estorbe enfrente ¿creen que le va afectar al vendedor de chicles en la calle? Para nada, van a venir por el capital y el mayor miedo de ustedes, la “expropiación” es casi una realidad enfrente. ¿Creés que un vendedor de churros irritantes, va ser rival para esos buitres? Ni siquiera los van a ocupar como detallistas.

 

¿Vieron cómo afecto no sacar al maniático de Juan? ¿Cómo los va a despedazar la cobardía por no perder el contratito, o lo que sabe de ustedes, aún con eso, el hecho está en no haberle puesto alto y fuera? Juancito el loco, sólo quiere su dinero y libertad, esas pendejadas de Soberanía, Patria, República o cualquiera de esos términos que estudio antes y que dicen los hombres intelectuales, ni le va ni le viene. Sigan viendo como normal a ese oportunista de Evelio, lo vieron en Israel levantando las manitos a ese viejo largo, sigan creyendo que ir a elecciones en zozobra es normal, sigan pensando que la mediocridad es un estilo de gobierno y un día, nada lejano, estarán peleando en una esquina con algún “resistolero”, para poder vender pinitos para carros, lanzando fuego y sintiendo que su mayor aspiración es llamar a un viejo conocido para que le de una chambita a sus hijos en una ZEDE.

 

Posdata: Insistimos empresarios, se los dijimos, es ultra necesario las evaluaciones psiquiátricas para quienes ostenten el poder y requisitos de ley para ser nombrados (no vayan a poner una comisión que los ignore por petición de ustedes), nos van a dejar pidiendo visa para ir a La Ceiba. Y cuidado con el aspirante azul para alcalde de la capital, ya dijo que hará de este desierto antes “Cerro de Plata”, una ZEDE, en peligro La Tigra y el buen clima de El Hatillo. Saludos ¡Cuídense!

Comentarios  

0 #2 Emilio González 30-06-2021 04:57
Crónica de una muerte anunciada, apoyando ese maldito parto del golpe de Estado creían haber ganado este país para sangrarnos de por vida pero les salió el tiro por la culata, y ahora que este engendro maligno de juan robando y sus ladrones nos han empobrecido a punta de bala de paso también se lleva de encuentro a los geniales empresarios...así que háganle huevos, por majes perdieron!!!
Citar
+1 #1 Jorge 27-06-2021 02:50
ilustración de un escenario sabido por pocos
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar