Era 1920 cuando Hiller V. Rolston definió el manual de instrucciones para construir una “Banana Republic” por excelencia –“orgullosamente catrachos”, dirían empresarios vagos– quedó clarito, para no perder su “inversión” era necesario comprar voluntades y violar la soberanía nacional, adquirir tantos terrenos como sea posible en Honduras, por algo se convirtió en un capataz de la “prisión verde”, un siglo después los criados idiotas siguen borrachos de poder y vuelven hacernos la misma jugada, ¡no puede ser!

 

Ese documento del diablo es extenso, habla del apoyo de diputados, militares y del poder político y económico, quien estuviera al mando debía ser aliado, hoy son los pandos y “pandoros” del Congreso quienes apoyan las Zedes, más uno que otro vendedor de horchata asegura “puede que funcione”, son incapaces de ver desde la dignidad y les falta cátedra de patriotismo, agachan la cabeza como animal dócil y castrado, besan la mano que los golpea ¡pobres basuras!, aquí se creen amos.

 

Y esto, hace que nos preguntemos ¿a quién apostarán los “cheles” en esta contienda?, un imperio siempre vela por su interés y cuida su inversión, todavía es visible la herida que dejó Cuba y su revolución, por eso les gusta tener al mando un tipo corrupto, miedoso, sin patria ni ideal, ¿quién se perfila mejor, Juan o Asfura? No se sorprenda ver al primero por cuatro más; pueblo, en Washington no ven la crisis como ustedes, los gringos están ocupados buscando boleto para ver el regreso de Tom Brady al campo de los “Patriotas”.

 

Reflexión

EL LIBERTADOR

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Tegucigalpa. Allá lejos de este patio violento, de almas silenciosas andando por calles obscuras, gobernantes mediocres y “narco políticos”, en una oficinita pequeñita en Washington “Sección de asuntos internacionales”, le dicen, se encuentran dos “cheles”, reunión que tiene una relevancia nacional para nosotros: dos Starbucks, un cruce de risas y listo, sólo necesitaban un “paísito” gobernado por corruptos (para que no pongan trabas), un manojo de imbéciles y otro de apátridas (azúcar, flores y muchos colores) ¡Boom! Nace el paraíso en la tierra, las Zona de empleo y desarrollo económico (Zedes). Lo hermoso de esta tierra es que "en Honduras una mula vale más que un diputado" ¿verdad Sam, the Banana Man? (pero esa es la historia de Cuyamel y Manuel Bonilla). 

 

¿Usted tiene alguna maldita idea de cómo fuimos la “Banana Republic”?, una breve clase de historia, chicos y chicas. Vamos acá, en 1920 Hiller V. Rolston escribió un pliego de instrucciones para crear el enclave bananero más asqueroso de la región, más tarde por sus grandes servicios, Rolston, sería una de las autoridades de la United Fruit Company; pero ¿cómo lo hizo? “Para que nuestros grandes sacrificios y nuestras cuantiosas inversiones no hayan sido hechas en vano, debemos adquirir y apoderarnos de tantos territorios de la nación”, comienza tan delicadamente el mandato descrito.

 

Dígame si esta parte no la escuchó hace unos días en televisión: “Debemos obtener concesiones, privilegios, franquicias, abrogación de impuestos aduaneros, exonerarnos de toda carga pública, de gravámenes y de todos aquellos impuestos y obligaciones que mermen nuestras utilidades y de nuestros asociados”. Así es mis caros amigos y amigas, ¡la historia de las Zedes, es la historia del colonialismo!, es la misma paja del enclave bananero, ya sufrido por este pueblo.

 

Un grupo de gringos cerdos, adueñándose de nuestra tierra, con un grupito de políticos miserables de ambiciones y de alma podrida. ¡Por cierto! “generalmente, éstos como aquéllos, no tienen convicciones, mucho menos carácter firme y menos patriotismo ¡Ni idea tienen de los altísimos valores de Cabañas!, se ríen de él si lo ven en una pintura; y, son tan pobres diablos que sólo ansían chambas y premios”. Después del triunfo de una revolución estarán en primera fila en la calle, y no para la vacuna, sino para la sentencia irrevocable de los tribunales del pueblo. ¿Por qué puede ver la cara, clarita de un compa como Ebal, cuando se refieren a esos seres escamosos de sangre fría?

 

Obviamente esta carta del diablo es más extensa, en general, tuvo el apoyo de los diputados y todo poder político y económico, así como hoy los “pandos” del Congreso apoyan las Zedes y algunos empresarios “rápidos y furiosos” dicen que “puede que funcione”, así ven a estos tontos, que pueden dar todos los recursos de un país, que no sienten nada por este suelo, menos por el pueblo que los mantiene, que regalan hasta la madre si se las pide un chele, incapaces de ser ellos quien trabajen la tierra, se conforman con que los inviten a la embajada gringa y que los vean a los ojos con un suave “Good boy, good boy!”, mientras agachan la cabeza esclava para ser dócilmente acariciados por la mano que los golpea y desprecia, pero a veces, les da un poco de ternura. ¡Pobrecitas basuras! Amos aquí, criados allá. Los llaman “hoyos de mierda” y éstos seres abominables, crueles con su gente, sin querer molestar al extranjero responden suavecito: “Diga Míster Presidente, yo le he servido, sólo deme órdenes, sólo diga y cumplo como siempre”. 

 

Más de un siglo después, un gringo –y no olvide este nombre y si puede hágaselo como tatuaje– Erick A. Brimen, un venezolano que hace todo lo posible por ocultar su nacionalidad como en el futuro lo hará un “Toño” o un “Ricky” en Miami, tiene en su Twitter una vitrina de venta a “Próspera”, Zede ubicada en la aldea de Crawfish Rock, Roatán; este intrépido pirata en una entrevista cuando le preguntaron sobre Juancito y sus pequeños problemas con el narcotráfico y un hermano sentenciado, afirma que eso no lo inmutó “Creía que las Zedes podrían eliminar obstáculos importantes para la inversión poniendo al sector privado a cargo del Estado de Derecho, la resolución de disputas, la seguridad y el registro de la propiedad”, asegura Jude Webber, en entrevista el 30 de octubre del 2020 para “Financial Times”.

 

Qué raro que nuestro “hombre de acero” cuando tuvo a los pobladores isleños frente a él, en medio de la tembladera, dijo lo que pensaba: “Desde el Estado de Honduras, por intermedio de las Zedes, pueden declarar la expropiación de…” Pero eso no se queda así, nuestro gran y exitoso empresario dice que solo es la primera de los que llama “prosperity hubs” o Centros de Prosperidad, no sé si sólo soy yo, pero este compa parece salido de una secta, Juan y su equipo de vagos, sacan unas crías de los hoyos más obscuros. ¿Entonces Ebal, las Zedes son para los hondureños? Ja, ja, ja… Dame paja que soy paloma ¿Por eso querés ir al Congreso va’ picarito? ¡Pijiado tener correa! Por eso mandan aquel muchachito soberbio, Jorge Colindres, sin haber hecho nada y encima malcriado, nuestro “liberador económico”, por cierto, chiqui, un consejo gratis, la verdad no se alcanza gritando, te ves muy mal. ¡Namasté!

 

Entonces ¿A quién le apostarán los gringos en nuestras elecciones? Y esto va en dos vías, un imperio no sólo tiene un interés, pero se toman muy en serio la protección de las inversiones de sus privados, les gusta tener un tipo corrupto, miedoso, sin patria, ni ideales y puerco de los pies a la cabeza, ese es el perfil que buscan, que fácil y divertido es verlos publicando en Twitter “Yo no soy narco” y con la Yihad permanente, como un péndulo que dice ¿Me van a llevar hoy? Eso los obliga a obedecer sin restricciones ni beligerancia ¿Quién obedece mejor, Juan o Asfura? No se sorprenda, si mira al primero en la papeleta de noviembre.  

 

Pero, si lo que se quiere es quitarse este montón de “bubuchas” que hacen que la gente huya en éxodos, y ese es otro problema, entonces, tenemos un Salvador Nasralla y una alianza que, con gusto, acelerarán el proceso y en una noche llenar “el Pozo” o “el Nacional”, mientras se los llevan en un sólo vuelo de migración irregular. La pregunta es ¿A quiénes ya nos les interesa tener la presidencia, pero aspiran a tener el dominio del Congreso que al final escogerá al siguiente poder Judicial? ¡Aaaaaah! Ya nos vamos entiendo muchachos ¿importante realmente una presidencia, cuando el próximo Congreso dominará dos poderes? Las alianzas publicas cerraron, pero las privadas comienzan, algunos ya están listos para las alcaldías, además, eso no genera tanto problema para la gente de las capitales. Al final a la sociedad sólo le queda una salida, como dijo la poeta y mujer libre, Juana Pavón “Cerremos el burdel aquí entre todos y abramos para siempre una patria digna, redimida y respetada, serán muchos Honduras tus muertos, pero no todos caerán con honor”. Con amor, desde esta sala de redacción, viendo que empieza la primavera en mayo o en junio. ¡Saludos!

 

EDICIÓN ANIVERSARIO 18, DESCARGAR AQUÍ

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar